Actualidad

Otra mas

El texto del proyecto de Ley “para Impulsar la Reactivación Económica” es casi una fuente inagotable de zanjas y murallas precisamente para la reactivación económica. El proyecto busca reformar el Sistema Nacional de Registro de Datos Crediticios, y en tal propósito si se llega a aprobar, terminará haciéndole daño a los actores económicos más pequeños de la economía.

La reforma pretende la centralización plena de toda la información crediticia en el país, no solamente la que se origina en las entidades financieras, sino también los créditos comerciales, de telecomunicaciones, etc. Podríamos pasar años discutiendo con quien escribió el texto sobre la inconveniencia de ir en contra del curso de la civilización, donde los países más desarrollados buscan que aquellos productos y servicios que pueden ser provistos por la sociedad civil, lo sean, generando competencia de los distintos prestadores del servicio, y con ello favoreciendo la calidad de este en beneficio del consumidor. Pero concentrémonos en un aspecto esencial: la visibilidad de los más vulnerables. El texto propone la exclusión de la referencia “de valores inferiores a 0.15 veces de un salario básico...”, con lo cual se elimina la única posibilidad para muchos cientos de miles de ecuatorianos de hacer visible su actividad económica. Lo mismo ocurre cuando el proyecto plantea que “únicamente podrá ser consultada información de las operaciones de los tres últimos años”.

Lo que está detrás de estas dos propuestas es el pensamiento, por un lado, de que los pequeños sujetos de crédito no son buenos pagadores y por ello es mejor no hacer visible su historial de crédito; y por otra parte, que en general la gente tiene un historial no bueno de pago, y por eso es mejor concentrarse en los pagos recientes.

En verdad las personas más pobres son las mejores pagadoras, porque pagar a tiempo es lo único que les permite sobrevivir; pero además, son consistentemente buenos pagadores a lo largo de sus vidas.

Quizá toda la discusión se resuelve si le quitan en el título al proyecto “para Impulsar la Reactivación Económica”.