Actos violentos se registraron en el sur de Quito

  Actualidad

Actos violentos se registraron en el sur de Quito

En Guamaní, sobre la avenida Maldonado, los manifestantes generaron daños a vehículos que no se sumaron a la protesta

La situación aún no era controlada por las autoridades y la estación central de la Ecovía permanecía aún cerrada.
La situación aún no era controlada por las autoridades y la estación central de la Ecovía permanecía aún cerrada.Henry Lapo / EXPRESO

Actos vandálicos se registraron en el barrio Matilde Álvarez, sector Guamaní, sur de Quito, la mañana del jueves 16 de junio de 2022, en el marco del cuarto día de paralización.

centro sur de Quito

Las calles del centro sur de Quito amanecen cerradas

Leer más

Choferes, controladores y dueños de los buses de una cooperativa del sector se apostaron sobre la avenida Pedro Vicente Maldonado y calle S59, desde las 06:00. Apoyados en un punzón, pinchaban las llantas de los vehículos que intentaban cruzar los obstáculos colocados en la vía.

“Estamos en el paro y ustedes haciendo plata. ¡Cógele, cógele y bájale las llantas!”, eran las consignas que gritaban algunos protestantes, ante la presencia de taxis, camionetas, furgones y motocicletas que se acercaban.

Despavoridos, unos intentaban huir, mientras otros solamente presenciaban los daños.

“Están generando daños a la gente que pasa. Esto no es protesta pacífica. Necesitamos que las autoridades tomen cartas en el asunto. Quién responde por los daños que ocasiona esta gente que no sabe ni por qué protesta”, dijo Patricio Pozo, morador de la zona.

Ante el cierre de esta avenida, el sistema de transporte público fue suspendido. Los ciudadanos se desplazaron a pie y en bicicletas para llegar a sus destinos.

Hugo Quispe caminó dos horas y media, desde el puente de Guajaló, para llegar a su trabajo ubicado en el barrio La Joya.

“Está complicada la situación. No nos dejan trabajar y queremos producir. La pandemia que ya nos dejó mal parados”.

La situación aún no era controlada por las autoridades y la estación central de la Ecovía permanecía aún cerrada.