La academia analiza a la empresa familiar

  Actualidad

La academia analiza a la empresa familiar

Académico. De dos a tres años pueden tomar los estudios que pondrán en práctica metodologías que tomarán como referencia análisis realizados en España.

Representantes. Marcelo Andrade, directivo, y Joaquín Hernández, rector de la UEES, junto a Mark Hollihan, de Banco del Pacífico.

Conocer las dimensiones y el aporte de las empresas familiares a la economía de la nación es el objetivo que se ha trazado cumplir el primer Estudio Internacional sobre la Empresa Familiar en Ecuador.

La actividad la lleva a cabo el Centro de Investigaciones y la Unidad de Estudios y Desarrollo de Empresas Familiares de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), junto a la Institución de Empresas Familiares de España, el Banco del Pacífico y la Superintendencia de Compañías.

Joaquín Alvarado, rector de la UEES, entidad que prestó sus instalaciones para la presentación del informe correspondiente a la primera fase, cuya duración fue de ocho meses, destacó: “Es la primera vez que un tema tan estratégico como este se está investigando”.

Marcelo Andrade, director de la Unidad de Estudios y Desarrollo de Empresas Familiares de la UEES, explicó a EXPRESO que la investigación constará de tres fases: “análisis descriptivo correspondiente a la clasificación y peso de las empresas familiares; el análisis cuantitativo y comparativo sobre las compañías familiares, no familiares y su impacto como motor de la inversión, riqueza y empleo; y la línea de base del estado de las empresas familiares en la perspectiva empresarial”.

Un total de 45.250 (90,5 %) de las empresas registradas en la base de datos de la Superintendencia de Compañías se clasifican como familiares. Mientras que el 7,9 % son de propiedad dispersa no familiar y apenas el 1,7 % son de propiedad desconocida.

El Oriente, con el 97 %, es la región con mayor porcentaje de compañías familiares. Le siguen Galápagos (95,7 %), la Costa (90,7 %) y la región Sierra (89,8 %).

Otros datos compartidos en la presentación de la primera fase indican que el 65,9 % de las empresas grandes, el 88 % de las medianas y más del 90 % de las pequeñas y microempresas de Ecuador son familiares. Además el 88,2 % de las compañías registradas como sociedades anónimas y el 95,8 % de las de responsabilidad limitada son familiares.

La segunda fase del estudio interinstitucional ya se encuentra en marcha. Esta etapa, que inició la tarde de ayer, tendrá una duración aproximada de 24 meses.

Asimismo se conoció que los ocho sectores de la actividad económica que aportan con el 81,2 % de las empresas familiares en Ecuador son: comercio al por mayor y al por menor, y reparación de vehículos automotores y motocicletas (25,9 %); actividades profesionales, científicas y teóricas (11,1 %); actividades inmobiliarias (10,3 %); construcción (10 %); transporte y almacenamiento (8,5 %); las industrias manufactureras (8,4 %); actividades de servicios administrativos y apoyo (7 %); y agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (7 %).

Mark Hollihan, gerente de Gobierno Corporativo y Responsabilidad Social de Banco del Pacífico, resaltó la importancia de poseer información veraz y actualizada acerca de la situación de este tipo de compañías en Ecuador. “Este estudio no solo beneficiará a este sector en cuanto a un mejor financiamiento, sino que también ayudará al Gobierno a entender sus necesidades en cuanto a las leyes que lo rigen”.

“Tenemos una zona gris que todavía debemos escarbar por estructuras normativas”, concluyó por su parte Andrade.