Absurdas formas de morir por tomarse un selfi en la India

  Actualidad

Absurdas formas de morir por tomarse un selfi en la India

Turismo. Sijs posan para un selfi ante el Templo Dorado, en Punjab, India.

La próxima vez que visite India y vaya al Taj Mahal, o se asome a un barranco o se encuentre en la trayectoria de un tren lanzado a toda velocidad, no piense que es el marco ideal para un selfi.

En los dos últimos años, 76 personas murieron en India mientras posaban para un selfi, lo cual convirtió al país asiático en el más mortífero para los amantes de las autofotos, según un estudio de la universidad estadounidense Carnegie Mellon y el instituto Indraprasth de Tecnología de la Información en Nueva Delhi.

“Este fenómeno es tan desastroso que, durante 2015, hubo más muertos por selfis que por ataques de tiburones en todo el mundo”, comentaron los investigadores en su blog.

Según el estudio publicado la semana pasada, la motivación de quienes se hacen selfis es coleccionar el mayor número de “me gusta” y comentarios en las redes sociales. Pero los investigadores no explican por qué es India quien ostenta el récord de fallecidos en este apartado.

En el norte del país, tres estudiantes murieron al ser arrollados por un tren mientras intentaban hacer un selfi en las vías, según el estudio. Otro estudiante perdió la vida cuando la roca en la que se había subido para hacerse una foto cedió y él cayó en un barranco.

En el Taj Mahal, un turista japonés murió al resbalar en las escaleras del célebre mausoleo de mármol blanco cuando intentaba hacer un selfi.

Son muchos también los sobrevivientes. En Punjab, una joven de 16 años perdió casi todo su cuero cabelludo cuando su largo cabello se enredó en el mecanismo de una noria mientras se fotografiaba.

Pakistán ocupa el segundo lugar de esta lista con nueve víctimas, seguido de EE. UU. (8 muertos) y Rusia (6). AFP