El abanico del numero uno

  Actualidad

El abanico del numero uno

La debilidad del escocés Andy Murray, unida al resurgir del español Rafael Nadal y del suizo Roger Federer, abre un nuevo escenario con hasta cinco aspirantes al trono. El serbio Novak Djokovic y el suizo Stan Wawrinka cierran una ecuación que podría t

Escocés, 30 años; Ranking ATP: 1; Puntos: 9.390

La debilidad del escocés Andy Murray, unida al resurgir del español Rafael Nadal y del suizo Roger Federer, abre un nuevo escenario con hasta cinco aspirantes al trono. El serbio Novak Djokovic y el suizo Stan Wawrinka cierran una ecuación que podría tener novedad en Wimbledon.

Cuando hace pocos días cedió en la primera ronda del torneo de Queen’s contra el # 90 del mundo, Murray volvió a poner en evidencia que esta temporada ni carbura ni se encuentra.

A excepción del título en Dubái y las semifinales de Roland Garros, el ejercicio del británico describe un chasco tras otro. Desde su ascenso a lo más alto del ranking, los títulos de París-Bercy y la Copa de Maestros (ambos al cierre del curso pasado) han sido los únicos premios golosos que ha obtenido. Después vino la descompresión, los problemas en el codo y ahora la incertidumbre de perder el número uno.

Su decadencia ha coincidido además con el resurgir de Nadal y Federer.

Hoy en día, Nadal ya representa una amenaza real para Murray. El margen actual entre uno y otro es de 2.105 puntos, lo que significa que puede birlarle el bastón de mando en Wimbledon. Para ello encajarían múltiples variables pero, simplificando, el balear lo conseguiría si gana el grande inglés o bien si alcanza la final y su adversario no es Murray, al que también podrían desbancarle Wawrinka o incluso Djokovic.

Todo ello supone un escenario novedoso y atractivo, porque desde 2003, cuando se alternaron en la cima hasta cuatro jugadores (Lleyton Hewitt, Andre Agassi, Juan Carlos Ferrero y Andy Roddick), no se presentaba un escenario tan abierto ni impredecible como el de esta temporada.

El abanico es generoso, porque en la ecuación también está Federer, quien tendría sus opciones si eleva un segundo ‘major’ este año. No obstante, el gran aspirante ahora es Nadal, beneficiado por el hecho de haber sumado poco en la segunda mitad de 2016. A partir de ahora solo defenderá 370 puntos, por lo que a nada que mantenga un buen rendimiento sumaría cantidades importantes. El campeón de Roland Garros ha ocupado 141 semanas el # 1 a lo largo de su carrera, en dos periodos: desde 2008 a 2011 y de 2013 a 2014. La primera vez que lució el dorsal 1 fue un 18 de agosto y la última un 6 de julio.

Sin embargo, el ponerse al frente del listado de la ATP está muy lejos de ser la prioridad para Nadal, más allá de que supone la constatación de que compite en la buena línea que ansiaba desde hace tres años. Ahora mismo, por la cabeza del ganador de 15 grandes pesa por encima de todo levantar más Grand Slams, aunque de ninguna forma renuncia al decoroso añadido de convertirse otra vez en la referencia mundial del tenis.

Ahora, la pelota está en su tejado. Sin ir más lejos, en Londres (del 3 al 16 de julio) tendrá la primera oportunidad. Lo que parecía utópico hace no tanto no lo era.