Mas sobre 2016

  Actualidad

Mas sobre 2016

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

La inestabilidad y conmoción de la economía mundial amerita seguir analizando el tema. Hay numerosas causas que han creado tan preocupantes condiciones. Comenzamos por China: al adoptar años atrás parte del sistema capitalista, no estuvo preparada para implementarlo eficientemente. Mantuvo el yuan sobrevalorado por años para tener moneda dura y reducir el costo de las importaciones. Con mano de obra barata, no tenía problema en exportar a pesar de tener moneda cara. Ahora tiene que pagar las consecuencias, el yuan se deprecia alarmantemente y a pesar de usar millardos de dólares de las reservas internacionales, no puede frenar la caída. Recientemente George Soros, gran inversionista, declaró en la reunión anual del Foro Económico Mundial sobre el estado precario de la economía china; el Gobierno ha salido a culparlo del debilitamiento del yuan. Pero la culpa es la enorme emisión de deuda que numerosos analistas piensan que podría causar el colapso de la economía. Otro ejemplo es lo que sucede en las bolsas de valores de Shanghái y Shenzhen. Las pérdidas son enormes y la gran volatilidad diaria asusta a los más audaces inversionistas. Las propias autoridades admiten que no ha habido supervisión, las normas no son claras ni los mecanismos adecuados. La inversión pública ha creado ciudades fantasmas, miles de casas sin ocuparse. La situación no es diferente en la mayoría de los países. El resto de Asia, incluyendo Japón, tienen serios problemas. Rusia teme que en 2016 sus reservas internacionales se agoten. América Latina debe ser la región más golpeada por tener gobernantes populistas que no existen en Asia. Los flujos de capitales están saliendo de los mercados emergentes. El Instituto de Finanzas Internacionales está alarmado; entre 2014 y 2015 se retiraron 846 millardos de dólares, más de ocho veces el PIB de Ecuador. Los bonos en general tienen una renta muy baja porque en muchos países no hay inflación y la inversión en acciones se ha vuelto muy riesgosa. ¿Qué harán los gobiernos cuando se cierre la llave? Estar preparado debe verse en acciones y no en palabras.

colaboradores@granasa.com.ec