Actualidad

18 funcionarios del IESS tienen contados los dias por la Contraloria

El 16 de noviembre vence el plazo para presentar las pruebas de descargo. El presidente del Consejo Directivo del IESS asegura que la destitución no va.

Desde el 2015 Espinosa fue designado como presidente del Consejo Directivo del IESS.

La deuda de $2.527 millones que desapareció y reapareció en los balances del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), le tiene contados los días al presidente del Consejo Directivo de la entidad, Richard Espinosa y, a 17 funcionarios más de la institución.

Los directivos son los que se llevan la peor parte, ya que también se ha incluido a la Directora del IESS, el Director Financiero, entre otros.

Esto lo confirmó el contralor general Pablo Celi: los señalados tienen 30 días para presentar pruebas de descargo. Previo a su pronunciamiento, el mismo Espinosa ratificó la sanción desde su cuenta de Twitter. En ese tiempo ha dicho se “deslindarán de responsabilidades con relación a la deuda del Estado con el IESS”.

Espinosa asegura que tiene los medios para demostrar que nunca se ha perjudicado a la institución ni con un solo dólar.

Del otro lado, Celi asegura que esta medida responde a la acción de haber “borrado” del asiento contable la deuda contraída por el Estado. Ratificó que todos ya fueron notificados y que las resoluciones de la Contraloría son de obligatorio cumplimiento.

Los ojos sobre Espinosa

Los señalamientos hacia Richard Espinosa empezaron con la auditoría hecha por Contraloría. Allí se explica que la omisión de 9 funcionarios, entre ellos él, hizo posible que se elimine la deuda millonaria del Estado.

Es más, en julio del 2017, miembros del movimiento Unidad Popular pidieron se destituya a Espinosa. Ya que en 2015 la autoridad del IESS aseguró que “según lo que hemos visto y el análisis legal que hemos hecho, efectivamente no nos adeuda el Gobierno central”, de acuerdo a declaraciones recogidas por Vistazo.com.

html