Quito

Un estéril sistema de tránsito repercute en el tráfico de Quito

En horas pico, el exceso de agentes o su poca intervención para aliviar el caos son quejas comunes. Al año, al menos 21,8 millones es para sueldos

WhatsApp Image 2023-03-07 at 14.42.36
Igualito. La dirección del tráfico fue llevada a cabo bajo acorde a lo señalado por el semáforo.Henry Lapo

Interminables hileras de carros, atascados unos tras otros, a la espera de un mínimo indicio de avance en la vía, es el idilio que enfrentan los quiteños, cada mañana y tarde, en diferentes puntos del Distrito Metropolitano de Quito.

El tráfico vehicular satura las calles. Los semáforos mal sincronizados, en algunos sectores, tampoco son una ayuda y la presencia de agentes civiles de tránsito no es para nada un aliciente para los conductores.

Policias se enfrentaron con agentes de Transito en Quito

Leer más

“En lugar de agilizar el flujo de carros obstaculizan más la situación. Incluso entorpecen el tránsito, cuando bien se podría circular con la ayuda de los semáforos. En lugar de hacer un bien, hacen un mal”, relata Mercedes Constante, transeúnte de la avenida 6 de Diciembre y Shyris, uno de los sitios más congestionados en el norte de la capital.

EXPRESO realizó un recorrido en diferentes ‘cuellos de botella’ que se forman en la urbe, principalmente en redondeles como el del Ciclista, El Inca y Plaza Argentina, y constató que interminables colas de carros se forman antes de ingresar a uno de estos pasos.

Según los conductores consultados, estos malestares, por ejemplo en El Inca, aparecen cuando llegan los uniformados del tránsito. En la mañana, desde las 07:30 y en la tarde, desde las 16:00.

“No apoyan en nada y entorpecen todo. Tranquilamente los conductores podemos salir en el redondel cuando el otro carro nos da espacio, pero aquí, en plena avenida Simón Bolívar, que es de alto flujo, arman semejante trancón y las filas llegan hasta Nayón. Supuestamente ayudan a salir, pero nos demoramos por lo menos 20 minutos”, contó Fernando Gaibor.

Solo en este punto de la ciudad se contabilizó siete agentes. De ellos, dos estaban en funciones y los restantes aglutinados, utilizando sus celulares.

Dayanna López, otra ciudadana consultada, mencionó que este tipo de actitudes suelen ser frecuentes en los elementos municipales.

“Generalmente pasan así y pese a que ven que hay un tráfico imposible no dan ninguna ayuda. Se quedan impávidos, subidos en sus motos, debajo de un árbol fingiendo hacer algo o debajo de un semáforo, trabajando con las luces de este. En unos sitios hay tantos agentes y en otros, como en El Labrador, nunca asoma uno para agilizar la circulación que es una desgracia”, agregó la joven.

WhatsApp Image 2023-03-07 at 14.42.36 (1)
Ni uno. En la avenida Patria, ni un agente estuvo para poner orden y facilitar la circulación.Henry Lapo

La capacitación y experticia en temas de tránsito son alternativas que podrían mejorar el trabajo que realizan estos elementos municipales, afirmó Oswaldo Villavicencio, morador del sur de la ciudad.

El hombre recuerda que cuando la Policía Nacional controlaba este espacio, existía la hora ‘grillo’, tiempo en el que los uniformados de tránsito se capacitaban para saber usar el pito y el manejo de las señales.

WhatsApp Image 2023-02-21 at 14.40.30

El quiteño pasa 70 horas al año en el tráfico

Leer más

“Ahora ni siquiera pitar saben. Pero para corretear a alguien por pico y placa, ahí sí están rapiditos. Deben mejorar o sino botarlos, porque al final están ganando un sueldo importante que sale de nosotros”.

Wilson Merino, concejal electo para el período 2023-2027, respalda las quejas ciudadanas y sostiene que una vez entre en funciones propondrá reformas importantes en la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT). “Los agentes oprimen a la ciudadanía. Necesitamos hacer varios cambios. Existe mucha concentración del personal y no se sabe si cumplen o no con su trabajo. Impulsaremos dos jornadas de trabajo para que no queden abandonados los espacios de la ciudad y sobre los sueldos deben ser relativos al desempeño”, finalizó Merino.

NúmeroSe conoció que en Quito hay 1.879 agentes. Cada uno cumple ocho horas de trabajo, rotativo y en promedio perciben desde 900 dólares mensuales. 

La AMT aclaró que “la distribución de agentes obedece a necesidades de la zona”; y que el rol que cumplen bajo los semáforos es “evitar que los vehículos se queden en las intersecciones, según los estudios de reincidencia de esta infracción. El personal recibe capacitaciones constantes en planificación y gestión del tránsito”.