El espacio aéreo de Quito se contamina de publicidad

  Quito

El espacio aéreo de Quito se contamina de publicidad

Un estudio de una consultora evidencia que la mayoría es ilegal. Según la Agencia Metropolitana de Control, 78 establecimientos han sido sancionados

publicidad amontonada
Juntas. En la avenida Naciones Unidas las pancartas son dispuestas indistintamente, incluso hay carteles que penden de postes y paredes.Karina Defas

Enormes vallas publicitarias por doquier, postes y paredes empapeladas de principio a fin y pantallas gigantes con iluminación que en algunos casos enceguecen a peatones y conductores son parte de la contaminación visual que se apodera del espacio aéreo de la capital.

Según un estudio llevado a cabo por una consultora privada, la mayoría de publicidad que se visualiza en Quito es ilegal y la evasión del pago de tasas municipales es parte de ello, generando así un déficit a las arcas de la entidad.

María Belén Bernal

El asesinato de María Belén Bernal se torna emblema de violencia contra la mujer en Ecuador

Leer más

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) corroboró este precepto, señalando que, en lo que va del año, 78 establecimientos han sido sancionados por atentar contra la mastería, por colocar publicidad ilegal en los exteriores, ya sea en la fachada de edificios o en bienes públicos como postes o paredes, o por no contar con los debidos permisos.

En relación con el 2021, tiempo en que se registraron 121 infracciones de similares condiciones, este año los operativos se han intensificado, pero la recurrencia va en aumento.

Según la entidad, la multa por esta infracción es del 50 % de un salario básico unificado, es decir, 212.50 dólares.

Pero... ¿qué tan certero es el cobro de estos haberes? Desde la AMC se aclaró que quien responde por esto es el Departamento de Coactivas del Cabildo, área encargada de seguir un proceso administrativo a la persona responsable de la infracción en el espacio público.

Pero más allá del papeleo, Elena Cueva, propietaria de un establecimiento comercial y habitante del sector de Iñaquito, norte de la ciudad, considera que las multas y procesos de control solo se aplican para unos cuantos, “para la gente normal, para los que no tenemos influencias en el Municipio, para los más pendejos, que siempre somos los que mantenemos con el pago de nuestros impuestos a la ciudad”, dice la mujer.

Según ella, en su consultorio colocó un rótulo, respetando las normativas de diseño y dimensiones. Pagó por metro cuadrado para que le otorguen el permiso de funcionamiento, pero esto no se aplica para todos, según su experiencia.

WhatsApp Image 2022-09-21 at 12.29.55

Caso María Belén Bernal: Otra cadete y la hermana de Cáceres envueltas en la investigación

Leer más

“El Municipio nos cobra hasta el aire para poner un anuncio, pero a las grandes empresas que nos contaminan visualmente con sus anuncios no les dicen nada, les permiten todo y no es eso legal. La corrupción está enquistada en todo y ya estamos hartos de tanto abuso. Ojalá nos dijeran en qué invierten lo que nos sacan cada año por trabajar honradamente”, añade indignada la señora.

publicidad en Quito
Libres. Hay estructuras gigantes con espacio para nuevas lonas, generalmente son utilizadas por constructoras.Karina Defas

Desde otro lado de la ciudad, sobre la avenida Eloy Alfaro, Juan Serrano, de 45 años, transita frecuentemente por este sector comercial y residencial del norte.

Cuenta que por las mañanas intenta relajar su mente, divisando desde el balcón de su departamento ubicado en el octavo piso, las montañas, principalmente el nevado Cayambe, pero siempre su deseo se entorpece por la presencia de enormes vallas publicitarias.

repavimentación

La calle Japón se cierra por 30 días para rehabilitación

Leer más

Quito es un completo desorden. A nivel aéreo estamos saturados de comercio. Visualmente no nos dan respiro. Nadie controla nada. Parecería que todos están confabulados entre autoridades y empresas para hacer lo que quieren y ponernos los anuncios que les da la gana. Aquí es fácil colocar anuncios sin que nadie diga nada. Al final los que acabamos perjudicados somos los otros que nos chocamos con esto a diario”, agrega Serrano.

Este medio se contactó con las administraciones zonales para conocer cifras sobre recaudación de valores por permisos otorgados y el destino de estos fondos, pero hasta el cierre de la edición no hubo respuesta.