Quito

Los daños en la vía E-35 se agravan

Grande baches y desprendimientos de la mesa asfáltica se han convertido en un peligro para los condutores. Moradores piden una intervención

Daños-via-checha-yaruqui
Dos desprendimientos en el relleno de la quebrada Domínguez preocupan a los moradores.Cortesía

Un peligro. Así califican los residentes de Checa y Yaruquí a los numerosos daños que se reportan en los diez kilómetros de la vía E-35 que unen las parroquias con Santa Rosa de Cusubamba.

A daños previos, como baches y fisuras, que ya se registraban en diciembre del año pasado, está el desprendimiento de la mesa asfáltica a la altura de la quebrada Domínguez.

"Los dos desprendimientos son un peligro constante para el tránsito vehicular. Le exigimos al ministerio de Transporte y Obras Públicas su inmediata reparación", indicó Ernesto Fonseca, expresidente de la junta parroquial de Checa.

Los problemas en esta vía no son nuevos.  Así lo narró en una entrevista previa Manrique Arias, vocal de vialidad de la junta parroquial de Yaruquí, y expresidente de la entidad gubernamental.“Durante el gobierno pasado, cuando empezó la ampliación de la vía que iba desde Quito hasta El Colibrí, y que se construyó para facilitar la llegada al aeropuerto de Tababela, se anunció que estaba contemplado el tramo de Yaruquí hasta Santa Rosa de Cuzubamba. Incluso colocaron enormes letreros detallando hasta el presupuesto que se iba a invertir. Pero se terminó la ampliación y ahí quedó. De las obras que nos prometieron, solo quedó el letrero y luego ni eso”, recordó.

calles en mall estado (33103480)

Las calles de Quito, más baches que asfalto

Leer más

Con él concordó Dilon Aguilar, vicepresidente de la Junta Parroquial de Yaruquí, quien señaló que, además de los daños en la carretera, tampoco se ha cumplido con el pedido de obras para facilitar el parqueo temporal de buses y autos o la construcción de pasos peatonales. “En esta ruta hay colegios y hasta un hospital. Hay muchos accidentes y varios fallecidos, pero aun así la única respuesta que nos dan es que no hay presupuesto”, comentó.

A inicios de año, personal del Ministerio de Transporte y Obras Públicas realizó trabajos emergentes para la construcción de dos muros de estabilización en la vía, a la altura del sector Getsamani y en la quebrada El Calvario, pero las fuertes lluvias han mermado las reparaciones.