Quito

Quito: cien casas de Puertas del Sol en riesgo de caer al abismo

La erosión de una quebrada ha puesto en riesgo al barrio. Piden embaulamiento para salvar predios. El Cabildo indica que la reubicación es la opción

Puertas-Sol-Quito
Vecinos indican que un centenar de viviendas, la mayoría casas renteras donde habitan varias familias, se encuentran en riesgo de caer.GUSTAVO GUAMAN

A Estefanía Pabón la lluvia no la deja dormir. Pero no se debe solo al ruido que genera la tempestad, sino al temor de que un talud termine de desestabilizar la frágil estructura que sostiene su vivienda y su casa, y su familia terminen en el fondo de la quebrada Carretas, en el norte de Quito.

No es la única. Desde hace quince años esta preocupación ronda a los moradores de la cooperativa Puertas al Sol, en el sector de Carapungo. Fue en aquel entonces cuando la erosión que afectaba a la quebrada se hizo aparente, y con cada año, la distancia se hizo mayor. Hasta 2021 se perdieron al menos veinte metros de terreno, dejando una decena de casas al pie del abismo, y otras noventa en riesgo inminente.

Con mapas y fotografías, Pabón muestra cómo era el sector cuando ella y su familia llegaron al barrio. También exhibe los cientos de oficios que se han entregado a las últimas tres administraciones del cabildo quiteño, buscando una solución definitiva al problema.

Los habitantes del Centro Histórico realizaron un plantón.

La paciencia de los moradores del Centro Histórico se agotó

Leer más

“Llevamos años pidiendo una intervención, y retomamos el envío de oficios hace ocho meses. Nos han dicho de todo: que no respetamos el retiro cuando construimos- cosa que es falso y podemos demostrar-, que somos ilegales, que tampoco es cierto porque existe una ordenanza que permitió la adjudicación de los lotes; de todo con tal de no hacerse responsables”, estableció molesta.

Señala que hay varios factores para la afectación, entre ellos el colapso de una tubería del sistema de agua potable que abastecía a Calderón, y la edificación de nuevas ciudadelas, que descargan sus aguas negras hacia la quebrada.

Pero ahora no importan los porqués, sino las soluciones. El año pasado, el Cabildo invirtió $13,9 millones en obras de mitigación para evitar taludes, incluyendo un rubro por “trabajos especiales en puntos críticos” de la quebrada Carretas. Los vecinos, sin embargo, señalan que esta intervención únicamente consiste en estudios y análisis, mas no obras físicas para la localidad.

La respuesta que piden es el embaulamiento, una obra que consiste en la construcción de un ducto cajón que permita cruzar al río por su interior, rellenando luego con tierra de excavación vial.

Este tipo de intervenciones sí ha sido realizada en otras quebradas de la ciudad, entre ellas Shanshayacu, en el sector de la avenida Cóndor Ñan, donde en 2019 se colocó una estructura de hormigón armado tipo bóveda y una estructura de disipación. En ese momento Gestión de Riesgos explicó que el sector presentaba afectaciones de alto riesgo producto de rellenos antitécnicos, lluvias y movimientos sísmicos. Pero en la quebrada Carretas, esa posibilidad no está en planes ni tiene presupuesto. Así lo aseguró Adrián Haro, gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Logística para la Seguridad y la Convivencia Ciudadana.

“En septiembre del año pasado, Gestión de Riesgo priorizó las obras que debían ingresar en el presupuesto de 2021, y en esa lista no consta la quebrada Carretas. Que se incluya en nuestro plan operativo dependerá únicamente de esa secretaría, a la que nosotros respondemos”, estableció.

Lo que sí se ha analizado como una posible solución es la reubicación de los moradores más cercanos al abismo. La medida la anunció Freddy Yandún, titular de la Secretaría de Gestión de Riesgos, en una entrevista con un medio local.

Virgen-Panecillo-Quito

El Panecillo pasará por una intervención de dos años

Leer más

Se harán estudios de las viviendas que presenten mayor riesgo y la solución sería la reubicación a través de una especie de expropiación, pues no existe obra pública que pueda contener la erosión”, dijo.

EXPRESO solicitó una entrevista con el titular de la cartera municipal para conocer más detalles sobre este plan, pero no se concretó hasta el cierre de esta edición.

No obstante, a los moradores la propuesta no les convence, como indicó Emérita Limaico, residente del sector. “Nosotros hemos invertido en nuestras casas y no nos van a dar lo que realmente valen nuestras viviendas. Irnos no es una opción”.