Opinión

Centralismo en el siglo XIX

Las Memorias revelan que Guayaquil recibió del Gobierno central menos fondos, proporcionalmente.

Desde 1830, Guayaquil y el resto de la costa han sido víctimas del centralismo gubernamental al no asignarse equitativamente los valores que le corresponden en salud, educación y obra pública. Para saber las asignaciones están los presupuestos anuales y respectivas partidas, publicados desde inicios de la república en las Memorias del Ministro de Hacienda; son la fuente principal de información del movimiento económico y fiscal del país, y no ha sido tomada mucho en cuenta por los historiadores, a pesar de ser valiosa. No en todas las memorias mencionadas está el detalle de lo gastado en el área social, solo aparece el total.

Las Memorias revelan que Guayaquil recibió del Gobierno central menos fondos, proporcionalmente. Esto explica que José Joaquín Olmedo y otros hayan afirmado que el mejor gobierno es el más cercano al pueblo, se referían al municipio. Ejemplo, a 1875, en obra pública, Quito tuvo 9 proyectos, Guayaquil, 5. La inversión en Quito fue 352 mil pesos más 32 mil francos (importación de torres para el Observatorio). La de Guayaquil, 300 mil pesos. En la construcción de la carretera Guayaquil-Quito, Guayas aportó 83 mil y Pichincha, 4 mil pesos. La mayor recaudación aduanera fue la de Guayaquil, por ser la matriz de los principales exportadores e importadores. Las provincias serranas enfrentaban una depresión económica por el colapso de los obrajes y depredación de los bosques de quina.

Cuando se analiza la generación de divisas, de 1830 a 1880, Guayaquil aportó 70 % del total de exportaciones, luego disminuyó con las ventas de sombreros de paja toquilla y la tagua de Manabí; esta comenzó a exportarse en los últimos decenios del siglo, pero Guayaquil continuó siendo el mayor generador de divisas el resto del siglo XIX. 

Sin las divisas de las exportaciones costeñas, la construcción del ferrocarril hubiera sido un sueño irrealizable, así como el resto de la obra pública y privada. Hoy Guayas, Los Ríos, El Oro, Manabí y Esmeraldas siguen generando más del 70 % del total de las exportaciones privadas. Nos acercamos a tener dos siglos de gobiernos centralistas.