Legislación retrógrada

  Editoriales

Legislación retrógrada

La Asamblea votará una Ley de Libertad de Prensa que transgrede derechos constitucionales y universales, pero que también olvida el futuro de la tecnología multimedia’.

El proyecto de Ley Orgánica parala Libertad de Prensa, que se votará en segundo debate en los próximos días en el pleno de la Asamblea, legisla para el pasado y no para el futuro.

Los legisladores continúan hablando del espectro radioeléctrico y de la asignación de frecuencias de una manera justa, equitativa y equilibrada, como si no supieran que el ‘brodcasting’ comenzó a serreemplazado desde hace años por el ‘streaming’, que es la retransmisión a través de redes informáticas, a las que todos tienen acceso y de las que se puede hacer uso sin la necesidad de una red radioeléctrica ni la concesión de permisos por parte del Estado ni de otros niveles de gobierno.

Las nuevas tecnologías, a las que cada vez más recurren los medios de comunicación, demandan de otros recursos para atender a sus audiencias; de allí que resulta por demás sorprendente que el informe de minoría, que parece tener los votos para su aprobación, incluya aspectos que deberían estar en la Ley de Telecomunicación y no en una de libertad de expresión.

El futuro de los medios de comunicación, incluso de los comunitarios que reclaman espacios de los que ya pueden hacer uso, avanza hacia los flujos de transmisión con tecnología multimedia. Sobre aquello hay que legislar.