Editoriales

Incrementar la buena relación

"Indudablemente fortalecidas las relaciones con las Estados Unidos, se espera robustecerlas con la nueva administración"

Se repite como lugar común que los países con sistemas políticos bien estructurados mantienen políticas de Estado y por tanto aquellas no se alteran sustantivamente cuando por elección popular cambian sus gobiernos. Por supuesto, con el nuevo régimen se modificarán los énfasis y determinados matices que le dan sello propio a cada administración. Esta manera de entender, aceptada en términos generales, debe ser sometida ahora a cuidadosas reflexiones. Nada es como era en los Estados Unidos de América y como lo que en esa gran nación ocurre incide en el destino de países como el nuestro, bien se hace en mantener una cancillería que vigile con especial celo el estado de las relaciones.

Precisamente con ese propósito se ha reunido recientemente en Washington el III Diálogo Político Amplio Bilateral en el que participan varios ministros ecuatorianos con funcionarios de la administración Trump. En la agenda tratada se analizaron temas que esperan pronunciamientos por parte del Presidente recién electo en los EE. UU. y de los aspirantes a la primera magistratura del Ecuador: democracia, seguridad, transparencia, desarrollo y prosperidad, lucha contra el narcotráfico, la delincuencia organizada, la corrupción y también la protección del medioambiente y el combate a la pandemia.