Editoriales

Improvisación y falta Ide coordinación

"Es indispensable la coordinación efectiva entre autoridades de gobierno e institucionales, y también la planificación ordenada de acciones".

Los vuelos ‘humanitarios’ que han traído de regreso a los ecuatorianos que la pandemia ha mantenido en el exterior, no han sido la culminación del calvario vivido. Además de haber tenido que sobrevivir pagando hospedaje y alimentación con recursos inexistentes, y de haber cancelado costos de pasaje aéreo y reservación de estadía en hoteles locales para cumplir con la cuarentena obligatoria, les ha tocado enfrentar situaciones de incertidumbre ante el constante cambio de protocolos para arribo de pasajeros a nuestros aeropuertos, los cuales se emitían y desechaban en función de cómo se iban suavizando las restricciones vigentes.

La preocupación de los viajeros y sus familiares se ha incrementado debido a lo ocurrido recientemente en el aeropuerto de Guayaquil, donde sin previo aviso el Ministerio de Salud procedió a tomar pruebas rápidas para detectar COVID-19 a quienes arribaron en un vuelo procedente de México. Dudas sobre la estricta observancia de medidas de bioseguridad desataron el temor de los recién llegados, quienes difundieron la situación por redes sociales.

Es indispensable la coordinación efectiva entre autoridades de gobierno e institucionales, y también la planificación ordenada de acciones. Hay vidas en riego.