Galería de evasores

  Editoriales

Galería de evasores

No se trata de un golpe de efecto. Se trata de un golpe efectivo contra quienes pretenden vivir a costa del cumplimiento de los demás’

La galería de evasores de impuestos que periódicamente publicamos es un monumento a la desvergüenza. Más aún cuando se trata de quienes pretenden ponerse en calidad de jueces y jurado en temas de impuestos. Es hora de que uno de los requisitos legales que califiquen a una persona para ser candidato, o candidata, a elección popular y representación sea el de haber cumplido con la obligación tributaria que manda la ley. No hace sentido que se requiera declaración patrimonial juramentada si no existe la contraparte de la declaración, juramentada y certificada por el SRI, de haber declarado y pagado los impuestos.

El escándalo se abulta cuando se observa que uno de cada veinte ciudadanos es contribuyente del fisco. Son siempre los mismos a quienes se les exige los tributos mientras el resto ni siquiera se inmuta. El candidato Guillermo Lasso afirmó que sabía quiénes eran los evasores; pues es hora de entrar en acción justo cuando se propone incrementar los impuestos a la usanza tradicional, para alimentar el gasto público y pagar la deuda inducida desde los tiempos pretéritos.

No se trata de un golpe de efecto. Se trata de un golpe efectivo contra quienes pretenden vivir a costa del cumplimiento de los demás.