Editoriales

Editorial: El Metro puede salvar al centro histórico

Una cantidad muy importante de personas está aprovechando el Metro para llegar al centro de Quito

El Metro de Quito será una verdadera solución al problema del transporte público y al de la movilidad, únicamente cuando la administración municipal haya logrado establecer un sistema integrado con la alimentación de pasajeros que lleguen de las zonas más pobladas, así como de los valles de Tumbaco y los Chillos. Hasta que aquello ocurra, es evidente que este nuevo sistema de transporte subterráneo se presenta como una oportunidad única e irrepetible para la dinamización de la ciudad, sobre todo del centro histórico. El hecho de que con este sistema se pueden eliminar casi todas las dificultades que tiene el quiteño que vive al norte o al sur para llegar a esa zona histórica, puede liberar a este tesoro de la ciudad de la agonía urbana en la que ha estado sumido durante años.

En los primeros días de funcionamiento se ha evidenciado que una cantidad muy importante de personas está aprovechando sus virtudes para llegar al centro de Quito. Si este fenómeno persiste, el sector privado será el principal interesado en montar negocios vinculados a la industria del ocio y la cultura, permitiendo la recuperación de tan icónico espacio capitalino. Es necesario, entonces, que el Municipio haga un acompañamiento a este proceso para consolidar una reanimación sustentable del centro histórico.