Editoriales

Decisiones que contrarían el interés público

'Son, todos, argumentos de poca monta y posiciones comprometidas’.

El gobierno aduce que el pago de los bonos era requerido para obtener otros recursos. También ha argumentado que el resultado de la solicitud de diferimiento de pago en forma ordenada permite mantener el acceso a los mercados de capitales. Entretanto, el viceministro encargado del crédito público, quien presentó un informe singularmente favorable a los tenedores de bonos, es acusado de tener intereses en una empresa localizada en paraíso fiscal que, por añadidura, habría sido tenedora de los mismos bonos cuya redención él manejó. El episodio rememora la zaga de los Pativideos.

Son, todos, argumentos de poca monta y posiciones comprometidas. No hay condicionalidad cruzada entre los pagos de los bonos y los desembolsos de las multilaterales o de China. Con un riesgo país por encima de 5.000 el mercado de capitales está cerrado con candado y el Ecuador no tendrá acceso al mismo, posiblemente, por el resto de la década, a menos que cambie íntegramente el manejo de la política fiscal. Finalmente, tanto la posición del ministro como de su cuadro directivo es insostenible. Son los responsables del manejo fiscal y le han fallado al país. Es el turno del gobernante de tomar decisiones claras, precisas y terminantes.