Aprender de Colombia

  Editoriales

Aprender de Colombia

"La militarización de la Policía fue parte de la supervivencia del Estado colombiano"

Las acciones coordinadas entre militares y policías con carácter temporal cada vez que estalla una crisis, no han tenido el efecto esperado en la recuperación de la seguridad dentro y fuera de las cárceles. Esto obedece a la falta de un amalgamiento permanente de las estructuras de la Fuerzas Armadas y de la Policía para hacer frente al crimen organizado con la efectividad que requiere la grave crisis de violencia que atraviesa el país. Ni el Ejecutivo ni el Legislativo han hecho esfuerzos por eliminar los bloqueos legales con reformas que permitan la fusión entre estructuras de la fuerza pública, tal como lo hizo Colombia, para combatir a través de un solo frente a la insurgencia armada: policías y militares equipados para actuar en todos los escenarios, respondiendo a una sola cadena de mando, con acciones nacidas de una política de Estado.

La militarización de la Policía fue parte de la supervivencia del Estado colombiano. En Ecuador, la “policialización” de FF. AA. con grupos especializados en control delictivo y de seguridad ciudadana es una opción que debería analizarse a profundidad y sin dilaciones.

El embate feroz de la delincuencia organizada amerita buscar ayuda internacional, fundamental para estructurar un frente de combate que responda a las necesidades actuales.