Columnas

Portoviejo, revolución y dos siglos de libertad

También autores que han estudiado el rol de esta sociedad en la independencia de la provincia en esos tiempos.

Quienes estudian, analizan y conocen el proceso de emancipación, insurgencia e independencia de la Antigua Provincia de Guayaquil saben que además de esta urbe otros distritos y partidos participaron, apoyaron y aportaron a la consolidación de la victoria (Oct. 1820/ Mayo 1822). Uno de estos fue Portoviejo, que aportó con hombres, recursos económicos y apoyo activo de sus élites. 

Diferentes documentos de la revolución así lo señalan. También autores que han estudiado el rol de esta sociedad en la independencia de la provincia en esos tiempos. Por ejemplo, las investigaciones de historiadores manabitas: Wilfrido Loor (1974), Carmen Dueñas de Anhalzer (1997), Tatiana Hidrovo, Rodrigo Molina, etc. Ignorar los documentos históricos y estos trabajos es silenciar y mutilar el importante aporte de los manabitas, especialmente de las milicias montuvias a la independencia de la provincia.

La sociedad colonial portovejense buscaba la emancipación, independencia y libertad política. El régimen colonial era obstáculo para su progreso. La rica y aguerrida socioeconomía fue muy activa. Sus élites criollas y mestizas ilustradas, con otros sectores, comprendieron que no solo debían de seguir a la epopeya de la transformación, del 9 de Octubre insurgente, que se dio en la ciudad-puerto. También necesitaban que la libertad política, como bien y principio moral de las relaciones sociales, se constituya en eje vertebrador de su vida social.

Cacaoteros, comerciantes, etc., del núcleo criollo y mestizo ilustrado, junto con otros sectores, realizaron esa acción emancipadora. Lo hicieron el 18 de octubre de 1820. Por eso es lógico y necesario que su municipio, gobierno local, fuerzas vivas, instituciones educativas, profesionales e intelectuales, etc., rememoren el proceso independentista. 

Ellos deberían renovar y enriquecer la memoria histórica, social, política y cívica. Buscar una nueva visión que fortalezca la ciudadanía, la cual desde su proceso de regeneración urbana, que con éxito lleva adelante su alcalde, debe seguir avanzando. 

Lo esperan los portovejenses que aplauden la transformación urbana de su municipio. Ojalá desde ella salga una convocatoria para rememorar su emancipación y revalorizar la memoria cívica y política ciudadana.