Diana Salazar restaura la fe en la justicia

  Columnas

Diana Salazar restaura la fe en la justicia

“Los empresarios procesados, con conciencia y voluntad, ofrecieron y entregaron sobornos”.

“Un gobierno corrupto desprestigia la administración pública, traiciona la confianza del pueblo que lo eligió y lo condena a la absoluta pobreza”, dijo Diana Salazar Méndez (nacida en Ibarra, 5 junio, 1981) jurista y abogada, fiscal general del Estado (Ecuador).

Pidió al Tribunal de la Corte Nacional la pena máxima por el delito de cohecho (Código Penal art. 280), penado con 7 años de cárcel para Correa Delgado (“El hombre de atrás”) y “autor mediato” del delito en el juicio del caso Sobornos “por tener el dominio de la organización y poder (y el dinero) absolutos sobre la estructura, además de ser beneficiario de los sobornos” (2012 a 2016).

Autores directos: Jorge Glas, Alexis Mera, María de los Ángeles Duarte, Walter Solís, Vinicio Alvarado, Pamela Martínez, Laura Terán, Christian Viteri y Viviana Bonilla, que “de forma directa gestionaron la recepción de sobornos, facilitaron beneficios a los empresarios, asesoraron dentro de la estructura, recaudaron, registraron y también se beneficiaron de los mismos”.

“Los empresarios procesados, con conciencia y voluntad, ofrecieron y entregaron sobornos”.

Correa es “autor mediato” (art. 42 del COIP literal d) por tener “poder de mando” en la estructura criminal. Utilizó a subordinados, que dependían de él, para realizar el tipo penal, aunque, aparentemente, no intervino en la comisión del delito.

Es “coautor” porque de modo principal coadyuvó a la ejecución, practicando deliberada e intencionalmente, sin lo cual no se habría perpetrado la infracción.

No impidió ni procuró que se evite su ejecución teniendo el deber jurídico de hacerlo. Instigó y aconsejó para que sus subordinados delincan.

La “concusión” es un acto ilegal que comete un funcionario público (Correa) en uso de su cargo.

Exige o solicita una contribución o beneficios indebidos. Es un despojo del patrimonio ajeno, infundiendo temor, derivado de su fuerza pública. Pervirtió la ética, la moral y las buenas costumbres.

Diana Salazar restaura la fe en la justicia.