‘Habeas corpus’ y garantías constitucionales

  Columnas

‘Habeas corpus’ y garantías constitucionales

Estas son las circunstancias negativas de las que se debe cuidar el Gobierno para eliminar la percepción de acuerdo político

No es novedad que delincuentes sorprendidos en robos, asaltos o cualquier otro delito tienen un historial de 20, 30 y hasta más de 50 detenciones; luego salen libres y siguen delinquiendo, evidenciando la benignidad de las leyes en favor de delincuentes, al igual que permisividad y desidia de los entes controladores de los operadores judiciales, dando la percepción de la existencia de una especie de delincuencia organizada con visos de legalidad.

Se ha corrompido las acciones de protección en materia constitucional, por la que el juez, de cualquier especialidad, jurisdicción y competencia, está facultado con limitaciones del caso, para conocer y resolver de las violaciones de los derechos constitucionales, demostrando su total ignorancia de la normatividad, así como del interés para favorecer y conceder el recurso de amparo, en una suerte de acuerdo previo para la resolución. Esto ahora agravado con el otorgamiento de 'habeas corpus', sin cumplir requisitos de procedencia, alterando la realidad procesal para supuestamente engañar al juez, sin jurisdicción ni competencia, como en el caso de un ilegal 'habeas corpus', contra el que todo el país ha reaccionado. Recordemos que el presidente de la República tiene como deber el cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes, y el COIP determina que no impedir un acontecimiento cuando se tiene la obligación jurídica de impedirlo, equivale a ocasionarlo. No interfiere en la Función Judicial el incumplimiento de una orden ilegítima proveniente de una autoridad incompetente, por tanto, no se debió liberar al detenido, por ser inejecutable la disposición del juez de Manglaralto que, entre gallos y medianoche acogió el 'habeas corpus', a todo viso ilegal. Se acusa al Gobierno de no impugnar ni presentar buena defensa. ¿Será?

Estas son las circunstancias negativas de las que se debe cuidar el Gobierno para eliminar la percepción de acuerdo político. Y cuidado se les fuga la persona más custodiada y vigilada del Ecuador, ahí sí se agravarían los problemas. Como la fecha escogida fue en Semana Santa, que cada quien cargue su cruz. Continúa