Columnas

La basura debajo de la alfombra

uego de diez años o más, ante las irregularidades cometidas por el exministro de Deportes del gobierno de Correa Delgado, la Fiscalía ha concluido que se confirma “…con la prueba testimonial, pericial y documental presentada en tres días de audiencia que Carrión, Cárdenas y Mendoza, en calidad de funcionarios del Ministerio del Deporte, abusaron de los bienes públicos que estaban en su poder en virtud o razón de su cargo, provocando un perjuicio a la administración pública de $ 152.013,50….”.

Casualmente las declaraciones de Richard Carapaz, llenas de verdad de principio a fin, que generaron debates y la aclaración no completa del ministro de Deportes actual, provocaron también que los fanáticos del correísmo aseguren que el gobierno del prófugo sí apoyó al deporte. Entonces, casualmente también, se dio la audiencia respectiva y se expresaron las declaraciones transcritas en el párrafo anterior.

En el juicio político contra de Pablo Celi aparecen voces asegurando, entre otras cosas, que las glosas sencillamente se desvanecen. Los “glosados” encienden a sus voceros para defenderse; los exfuncionarios de la Contraloría aseguran que Celi es y fue un mal tipo; los rumores políticos incluyen en la bronca a Serrano, correísta y ex ministro de Gobierno; y Pólit, desde otro país, dice que no es responsable de nada. Pero esta vez la Fiscalía ha hablado un poco más alto. ¿Pasará algo? ¿O todo se tapará de nuevo?

Por otro lado, CNEL facturó como le dio la gana por muchos años. La población afectada reclamó en el gobierno anterior y no pasó nada. Con relación a este tema, el actual ministro de Energía asegura que CNEL pronto entregará el informe en el cual consten las razones de los reclamos ¿Pronto? ¿Se sancionará a los responsables o pasarán diez años?

La asambleísta Cerda sigue en su puesto después de haber dicho que roben bien. La presidenta de la Asamblea pertenece al mismo partido. El Comité de Ética, por disposición de ley, no puede procesar a Cerda porque esta Asamblea no tiene dos asambleístas que crean en la ética pública y denuncien a Cerda.

Y mientras tanto, los caudillos haciéndose guerra a escondidas…