Columnas

Luto

Se han presentado desde hace varios años quejas por el desorden existente en Salinas los fines de semana, el cual va ‘in crescendo’ año a año.

Estamos de luto ante el descomunal desorden que soportamos este fin de año en Salinas, en donde nos sentimos parias carentes de protección por haber pretendido tomarnos un descanso para recuperarnos biológicamente mediante unos días de reposo que nos permitieran paliar los avatares propios de nuestras actividades cotidianas.

Se han presentado desde hace varios años quejas por el desorden existente en Salinas los fines de semana, el cual va ‘in crescendo’ año a año y es así que desde el viernes 28 fuimos víctimas de la tradicional tortura sonora nocturna a cargo de vehículos con equipos de sonido que llenaban el ambiente de una música de cantina, intolerable por lo estridente.

Este 31 y 1º asistimos a un espectáculo macabro nunca antes visto: el malecón estaba muy concurrido y la quemazón de los viejos asociada a la severa agresión oto-oftalmo-naso-ambiental era intensa, sin que el espectáculo fuera nada edificante, evidenciándose un desperdicio de recursos, pero esa es la costumbre.

Pasada la medianoche, los asistentes empezaron a libar y algunos a drogarse, y pudimos espectar gratuitamente en estos androides los 4 estadios del borracho según Wilkins, observando su paso por la fase del mono, del cordero, del tigre y finalmente del cerdo, con sus humanidades arrastrándose por tierra.

Lamentablemente algunos de los butinos en la fase del tigre se enfrentaron, dando origen a grescas y provocando un dantesco pandemónium que pretendió ser controlado por la fuerza pública con dificultades, pues estos engendros embrutecidos se enfrentaron a ella lanzando botellas y otros proyectiles.

Ignoro quién es el alcalde, pero se nota que le importa un soberano rábano el presente y futuro de tan hermoso balneario, que se está especializando en ahuyentar turistas.

Ojalá no se parezca a sus predecesores que, como decía el camión de la basura durante su recorrido, “algunos salieron billeteados”.

Lo conmino a que cumpla con sus electores, respete a los ciudadanos dándoles verdaderas garantías y si es que tiene algo de pundonor sirva y trabaje responsablemente por tan bella ciudad.

Y sigo andando…