Danza vacunal

  Columnas

Danza vacunal

Manifiesta el coordinador que ante la presión constante del asesor del ministro de apellido Iturralde, procedió a disponer de 250 dosis, aunque no existía listado alguno de las personas que iban a recibir la vacuna

Causa extrañeza y dolor constatar el folclorismo con que se maneja la salud en estos tiempos de mentira y oprobios.

Ignoro el nivel de conocimientos de la viceministra de gobernanza, quien en forma arbitraria dispuso verbalmente al coordinador zonal 9 de Salud, Dr. Manuel Santillán, llevar la vacunación a la Fiscalía General del Estado, llamándole la atención dicho pedido a este funcionario, al ser conocido que la liberación de un biológico requiere, de acuerdo a los manuales de administración gubernamental, que toda disposición que emane de una autoridad debe ser ordenada por escrito para dejar registrada la comprobación del procedimiento que será llevado a efecto.

Adicionalmente, el coordinador zonal 9 recibió igual disposición verbal por parte del ministro de Salud.

Manifiesta el coordinador que ante la presión constante del asesor del ministro de apellido Iturralde, procedió a disponer de 250 dosis, aunque no existía listado alguno de las personas que iban a recibir la vacuna.

Pese a estas irregularidades se vacunó a las personas vulnerables, sin que el coordinador haya recibido tanto el descargo como las directrices para ejecutar la vacunación.

El coordinador fue premiado con la desvinculación del cargo por el hecho de insistir en que se cumplan las normas y regulaciones vigentes.

Existe al parecer la posibilidad de que se pretenda convocar a una reunión al Directorio del Conasa- Consejo Nacional de Salud-, lo cual sería un acto de desconsideración e irrespeto para con este cuerpo colegiado. Por elemental delicadeza, no debe perfeccionarse dicha convocatoria por parte de un gobierno que termina, y esta pretensión de reunir al Directorio del Conasa no solo sería inapropiada, sino un acto de abuso de autoridad e indelicadeza total.

Ya llega por fin el 24 de Mayo y el advenimiento de un verdadero estadista, cuyos colaboradores empapados de las responsabilidades inherentes a sus cargos sabrán llevar adelante una administración seria, correcta, honesta, responsable y apegada a las normas y disposiciones reglamentarias vigentes.

Y sigo andando…