Columnas

La UE, un buen ejemplo para América Latina

"La UE promueve la integración continental por medio de políticas comunes, en su origen esencialmente económicas y progresivamente extendidas a ámbitos políticos"

UE
Bruselas. Vista general de la cumbre de la UE del pasado 18 de julio.FRANCOIS LENOIR / POOL

Como conocemos, la Unión Europea (UE) es una comunidad política de derecho constituida en régimen sui géneris de organización internacional, nacida para propiciar y acoger la integración y gobernanza en común de los Estados y los pueblos de Europa.

Compuesta por 27 Estados europeos con la entrada en vigor el 1 de diciembre de 2009 del Tratado de Lisboa, sucedió a las comunidades europeas y asumió con ello su personalidad jurídica única como sujeto de derecho internacional.

La UE ha desarrollado un sistema jurídico y político, el comunitario europeo, único en el mundo, que se rige por mecanismos y procedimientos de funcionamiento interno complejos. Conforma en la actualidad un sistema híbrido de gobierno transnacional que apunta a una especial forma de moderna confederación o gobernanza supranacional, de vocación federal (federalismo internacional nuevo, no un Estado federal clásico).

La UE promueve la integración continental por medio de políticas comunes, en su origen esencialmente económicas y progresivamente extendidas a ámbitos políticos. Se rige por un sistema interno de régimen representativo.

Entre sus organismos se cuentan el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo, que ejercen funciones de orientación política general y de representación exterior, y nombra a los jefes de las altas instituciones constitucionales; ambos ejercen la potestad legislativa en igualdad de condiciones.

Sus líderes se reunieron en Bruselas sin saber cuándo saldrían del edificio del Consejo Europeo. Tras cinco días de discusiones en la cumbre europea más larga de los últimos 20 años, los jefes de Estado y de gobierno de la UE llegaron a un histórico acuerdo sobre el masivo plan de reactivación económica de 750.000 millones de euros, destinado a ayudar a los países del bloque más afectados por el coronavirus.

Si bien el monto total del no se modificó, la parte consagrada a subvenciones se elevará.

El resto estará constituido por préstamos que los países beneficiarios deberán reembolsar. Después de las primeras y devastadoras semanas de pandemia que azotaron a Italia y España, los europeos obtuvieron mejores resultados que Estados Unidos, gracias a una estrecha colaboración sanitaria y económica.

Consideramos que este es un buen ejemplo para América Latina, la región más afectada por el coronavirus.

Nunca hemos podido ponernos de acuerdo: la Gran Colombia fracasó, Unasur quedó en un edificio vacío.

Mercosur, conformado por dos Estados grandes y dos chicos, se pasan discutiendo. Aladi, bien gracias.