No solo de pan vive el hombre

  Columnas

No solo de pan vive el hombre

A menos que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan de manera inmediata, rápida y a gran escala, la subida de la temperatura a solo 1,5 grados o incluso 2 grados será inalcanzable’.

Incide en todo, en la planificación, construcción, comercio, educación, legislación, creación, innovación, etc.; es el cambio climático. La pandemia rehizo la economía, ahora es el turno del clima, de la fuerza de la naturaleza, de la preservación de la humanidad. En los tres últimos años es el riesgo No. 1 según el Foro Económico Mundial. El informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, por sus siglas IPCC, en agosto de 2021 fue claro: “los cambios observados en el clima no tienen precedentes en miles, cientos de miles de años, y algunos de los cambios que ya se están produciendo, como el aumento continuo del nivel del mar, no se podrán revertir hasta dentro de varios siglos o milenios”. Entonces, a menos que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan de manera inmediata, rápida y a gran escala, la subida de la temperatura a solo 1,5 grados o incluso 2 grados centígrados será inalcanzable.

Hasta noviembre 10, los compromisos realizados en Glasgow, donde se celebra hasta este fin de semana la famosa COP26 a la que asistió el presidente Lasso, no iban a lograr el objetivo de frenar el termómetro en 1,5 grados por encima del clima del planeta; llegaría a 1,8.

Hago mía la reflexión del economista inglés, sir Nicholas Stern: “la acción en el clima es el principal motor de crecimiento; es la historia de crecimiento del siglo XXI”, y agregaría: es la más grande re localización de dinero para reconstruir la economía en los próximos 30 años.

Cada reunión COP tiene sus puntos positivos, sus áreas de mejoras y también un documento legal final. Vamos por partes. Lo mejor, el compromiso y curiosidad de empresarios, medido por el numero de CEO: pasaron los 2.000. Algunos trabajarán juntos desde sus cadenas de suministro; más que solicitar transparentar los costos van a transparentar el carbono en proveer materiales, servicios y productos. Se entendió que el propósito de la COP26 era mantener a los organismos multilaterales en el camino para ayudar principalmente a los países de mayores emisiones y a los que reciben el mayor impacto de ese comportamiento. Se necesita el dinero para hacer frente a la descarbonización. Se requiere un mercado voluntario de carbono.

Las áreas de mejoras, iniciar la alerta de los nuevos ‘commodities’ que se moverán con las promesas de ir hacia Carbono Cero. Ofrecer más respuestas a las empresas privadas por su tamaño: pequeña, mediana y grande.

En lo legal, el documento no menciona al sector corporativo. No hay compromisos duros ni legalmente exigibles como la deforestación para el 2030, o eliminar el uso del carbón o porcentajes de energía limpia (creo que se verá en 2 o 3 años en iniciativas nacionales o locales en su legislación).

No se logra redefinir qué es el éxito empresarial y qué es el éxito en liderazgo político. Está bien reunirse pero es mejor hacerlo trayendo a la mesa un cambio y una disculpa -finalmente el planeta está ardiendo, deshielándose, perdiendo biodiversidad y valores, con más pobreza y sumido en el consumismo-. Si solo se entendiera lo que el mejor líder de la historia dijo: “No solo de pan vive el hombre”, el cambio climático se hubiera resuelto hace muchos años, pues todo es una cuestión de amor.