“Hasta que el infierno se congele”

  Columnas

“Hasta que el infierno se congele”

Kennedy ordenó bloqueo naval de Cuba’.

Estados Unidos y países de la OTAN tienen confrontación con Rusia, que me recuerda la crisis de los misiles en 1962 entre EE. UU. y la Unión Soviética. Nikita Khrushchev, primer secretario del partido comunista de su país y presidente del Consejo de Ministros; John F. Kennedy presidente de EE. UU. El primero se hizo famoso en Occidente en una sesión de la Organización de Naciones Unidas (ONU): se sacó un zapato y lo golpeó contra el podio, rechazando la intervención del representante de Filipinas. Khrushchev había ordenado construcción en Cuba de rampas e instalado misiles balísticos de alcance intermedio, apuntando hacia territorio estadounidense. Los rusos no sabían que el avión U-2 espía estadounidense los había fotografiado. Kennedy ordenó bloqueo naval de Cuba; movilizó naves de guerra para evitar que las rusas sigan trayendo suministros bélicos. Y ordenó a Rusia removerlos y destruir rampas.

Kennedy solicitó una reunión urgente al Consejo de Seguridad de la ONU. Adlai Stevenson representaba a EE.UU. y Valerian Zorin a la Unión Soviética. Stevenson poseía gran experiencia política (había sido excandidato presidencial en dos ocasiones), enorme intelecto y gran oratoria. Zorin era maestro del cinismo, trataba de convencer a los presentes de que no era cierto lo sostenido por Stevenson. Recomiendo la lectura del discurso de Stevenson: https://es.alphahistory.com/coldwar/adlai-stevensons-speech-un-security-council-1962/

Comenzó: “Quiero decirle, señor Zorin, que no tengo su talento para la ofuscación, la distorsión, el lenguaje confuso y el doble discurso. […] dijo que mi posición había cambiado, que hoy estaba a la defensiva porque no teníamos las pruebas para comprobar nuestras afirmaciones, que su Gobierno había instalado misiles de largo alcance en Cuba[…]. ¿Usted, embajador Zorin, niega que la URSS haya colocado y esté colocando misiles[…]. Estoy dispuesto a esperar mi respuesta hasta que el infierno se congele, si esa es su decisión. Y también estoy preparado para presentar las pruebas en esta sala”. Khrushchev retiró misiles y EE. UU. los suyos de Turquía. Se evitó una guerra nuclear.