Columnas

¡Cuidado con... la influenza!

El Ecuador tiene los protocolos requeridos para enfrentar este tipo de epidemias, en razón de sucesos previos relacionados con otras neumonías virales.

Consultando con especialistas en Salud Pública, epidemiólogos y virólogos amigos me queda claro que: 1) El coronavirus tiene una capacidad de dispersión explosiva. En China, ya hay más de 7.000 casos. Pese a que China viene actuando con mucha responsabilidad, se estiman en 10.000 los existentes en el mundo. 2) La Organización Mundial de la Salud acaba de convocar una reunión de emergencia. Sin intención de alarmar, el mundo ha decidido ponerle atención a este brote de neumonía viral. 3) Cuando escribo el presente artículo no hay ningún caso comprobado en Ecuador. Como se tejen muchos comentarios, algunos sin fundamento, el Ministerio de Salud Pública deberá nombrar a un vocero autorizado para que informe diariamente sobre la situación y las medidas tomadas y por tomar. 4) Si resulta positivo el caso que se está tratando en Ecuador, es importante saber si los familiares que estuvieron en contacto con él han sido contagiados o no. 5) Hay que recordar que las manifestaciones de la neumonía viral producida por el coronavirus tiene un periodo de incubación entre 1 y 14 días. 6) Muchos infectados cursan su enfermedad sin mayores síntomas (asintomáticos) pero siguen siendo transmisores, por vía de sus estornudos o también por contacto de las manos infectadas llevadas a los ojos. (Lavarse las manos). 7) El uso de mascarillas ayuda. Son más útiles para proteger el contagio las N95 (con un filtro). El Ministerio de Salud Pública hizo una importante adquisición de ellas, con fines de distribución pública. 8) Es complicado detectar a los posibles infectados. Por ello puede resultar un esfuerzo de valor relativo tomar la temperatura a los viajeros que llegan a Ecuador por distintas vías. 9) Ya existen nuevos focos de infectados por el coronavirus en Alemania y Tailandia. También en Hong Kong y Japón. 10) El Ecuador tiene los protocolos requeridos para enfrentar este tipo de epidemias, en razón de sucesos previos relacionados con otras neumonías virales. 11) Un riesgo a enfrentar es la posible presencia de una epidemia de influenza estacional producida por un virus mutante. 12) Deseo salud.