Por la boca muere el pez

  Columnas

Por la boca
muere el pez

Luego de la ligera soltada de lengua, salió apuradamente para hacer declaraciones y rectificar sus dichos, manifestando que no había ninguna negociación de por medio sobre el tema judicial de los condenados y sin embargo, un año después, Glas está libre y sin ningún tipo de restricción para moverse dentro de nuestro país.

Por la boca muere el pez, reza el conocido refrán y esto encaja perfectamente con la supuesta coincidencia entre la liberación de Jorge Glas y las declaraciones de Francisco Jiménez en abril del año pasado, cuando se refirió a la posibilidad de indultar a figuras del correísmo.

Luego de la ligera soltada de lengua, salió apuradamente para hacer declaraciones y rectificar sus dichos, manifestando que no había ninguna negociación de por medio sobre el tema judicial de los condenados y sin embargo, un año después, Glas está libre y sin ningún tipo de restricción para moverse dentro de nuestro país. No sorprendería que pronto busque aterrizar en alguna misión diplomática que lo ampare, tal y como ha sucedido en otros casos de los involucrados en temas de corrupción de la década saqueada.

Con este hito vergonzoso, erigido con la colaboración del Gobierno, a favor de la impunidad frente a los atracos verde flex, han comenzado a moverse otros sentenciados para lograr beneficios en virtud del obtenido por el exvicepresidente condenado.

No creo que sea coincidencia la salida de la exministra de Gobierno, para que, entre un otro, exgobernador correísta, con el que sorpresivamente y a pocos días de ser posesionado, ocurre la salida de prisión de Glas, sin que nadie en el SNAI se oponga durante la audiencia en la que se decidió semejante barbaridad.

¡Aquí hay gato encerrado! Es preciso que este gobierno, que se declara respetuoso de las leyes, decida darse un baño de verdad y corregir la bochornosa travesura cometida. Les ha salido caro este movimiento mal calculado, ahora el Gobierno anda desesperado buscando la salida a semejante metida de pata. Tienen a todos los partidos políticos en contra; incluso UNES se pone en la orilla opositora para aparentar que nada tienen en común con el Ejecutivo.

Buen problema del que se han cargado; no va a ser fácil salir de esta novatada. Este gobierno no da pie con bola. Provoca promover la muerte cruzada, sin embargo, me acuerdo de que esto le abre la puerta al regreso de Correa y se me pasa.