Rechacemos a políticos audaces

  Cartas de lectores

Rechacemos a políticos audaces

Los candidatos de estos hombres sin principios se enfrentarán en las urnas con un pueblo que sí tiene memoria y que los rechazará. Prohibido olvidar.

Hay políticos que creen que para salvar al Ecuador quebrado económicamente y enfermo se necesita “audacia, audacia y audacia”, como sostenía el revolucionario francés Danton. Desdibujadas figuras políticas, entre ellas personas con juicios, se repiten en las candidaturas, con sus respectivos cambios de camiseta. Vociferan ocurrencias y acusaciones porque carecen de ideas. No hablan con claridad. Los grandes políticos hacen comprender con pocas palabras muchas ideas. Los espíritus ínfimos, al contrario, hablan sin decir nada; cantinflean. Políticos como Alexis Mera, con sentencia condenatoria por corrupción, con ego resplandeciente, le echan la culpa a “una justicia corrompida y funcional con la prensa”, pues gracias a leyes que ellos promulgaron, porque el derecho fue una de las formas de la política estatal del correísmo, y a las denuncias fundamentadas de los valientes periodistas Cristhian Zurita y Fernando Villavicencio, la Fiscalía pudo iniciar las investigaciones. Rafael Correa, de egocéntrica personalidad, cree que la sentencia de ocho años que le impusieron “le aumentará el apoyo popular”. Se creían semidioses. Por fin están pagando el inmenso mal que causaron al pueblo. Los candidatos de estos hombres sin principios se enfrentarán en las urnas con un pueblo que sí tiene memoria y que los rechazará. Prohibido olvidar.

César Burgos Flor