Perros peligrosos sueltos por las calles

  Cartas de lectores

Perros peligrosos sueltos por las calles

Esto no le importa a las autoridades de turno. Ahora además atacan a las personas

Los perros callejeros constituyen un gran peligro para la salud por cuanto sus heces quedan en la calle y con ello contaminan el medio ambiente. Esto no le importa a las autoridades de turno. Ahora además atacan a las personas. Tenemos una vecina a quien la atacó un perro rabioso; le desgarró la mano derecha y tiene la posibilidad de perder el dedo meñique. Nadie responde por este hecho, por el pago de sus curaciones y por los días que no trabajará como comerciante minorista. Gracias a personas amigas que estaban en ese momento, con un palo lograron que el perro no la siga atacando, si no otra fuera la consecuencia. En un barrio contiguo le han mordido a una niña en la pierna y a otro transeúnte también le mordieron las dos piernas. Asimismo, nadie responden por estos hechos. No se sabe si el perro está vacunado contra la rabia. Es por esta razón que esperamos que las autoridades superiores pongan más atención a este problema. Que el jefe político llame la atención a quien correspondan y que lo mismo haga el alcalde con sus comisarios de salud. Ojalá el Gobierno y el Concejo Cantonal firmen un acuerdo con la fundación Patitas ajenas, para así lograr recoger a todos los perros que andan en la calle y si los dueños asoman, se les cobren fuertes multas que se conviertan en fondos para la fundación.

Gualberto Arias Bonilla