Cartas de lectores

Mujer, divino e inigualable ser humano

Un ser humano a quien Dios formó con un poco de cielo, moldeándola para que se transforme en el motor que da vida a toda la humanidad.

Siempre a nuestro lado, desde que fuimos concebidos. Ella nos permitió nacer; nos tuvo en sus brazos dándonos el primer alimento; sufrió con nuestras primeras caídas; fue quien más gozó de las primeras sonrisas, volteretas o intentos de hablar. De su mano aprendimos a caminar, y de su mano asistimos a nuestro primer centro escolar. La primera infancia con las risas compartidas, y los llantos consolados, fueron junto a ella. Nunca olvidaremos sus malas noches cuando estábamos enfermos o necesitábamos el aliento para emprender algún concurso escolar de la disciplina que sea. 

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. Un ser humano a quien Dios formó con un poco de cielo, moldeándola para que se transforme en el motor que da vida a toda la humanidad.

Mario Monteverde R.