Cartas de lectores

Mi tío sobrevivió al COVID en un hospital abarrotado de enfermos

Mi tío estuvo más de un mes en UCI, y por su enfermedad previa se le complicó. Estuvo intubado y se recuperó.

El 29 de marzo mi tío y mi mamá cayeron enfermos, les faltaba el aire. Fuimos de hospital en hospital y ninguno los recibía. Entonces fue cuando sin ser afiliados nos arriesgamos a ir al hospital Los Ceibos. En la entrada vimos que había muchísimos enfermos adentro; pensé que hasta que le toque el turno a mi tío él se despertaría en la eternidad porque no tenía casi aliento, y para desgracia es diabético e hipertenso. Pero salieron los paramédicos corriendo y le dieron los primeros auxilios allí mismo, afuera. Fue increíble ver lo rápido que actuaron con sus tanques y sus trajes de astronauta. Esa primera asistencia le salvó la vida a mi tío.

Ya más estable, lo ingresaron y fue directo a UCI. Después de hacerles las tomografías pulmonares, la doctora nos confirmó que tenían COVID-19. La atención que le dieron a mi mamá y a mi tío fue buena. Mi tío estuvo más de un mes en UCI, y por su enfermedad previa se le complicó. Estuvo intubado y se recuperó.

Mi mamá en cambio, estuvo hospitalizada y salió al mes. Nosotros rezábamos todos los días y los visitábamos pasando un día. Pero la señorita de información nos dio un número para llamarla y saber de ellos, sin exponernos al contagio.

A mi mamá la trajeron a casa en ambulancia. Hasta los vecinos del barrio se acercaron a aplaudirla.

Wendy Rosario Salas Mesías