Nosotros, los mandantes

  Cartas de lectores

Nosotros, los mandantes

Lo peor que le puede pasar al ciudadano ecuatoriano común y corriente es que lo obligan a votar en época de elecciones. ¿Qué beneficios obtenemos? Las leyes que los politiqueros hacen en la Asamblea las tenemos que cumplir: pagos de impuestos al SRI, aportaciones al IESS cada mes, pago de servicios básicos mensuales al día porque sino nos los cortan, pago del servicio de una deuda adquirida que debemos de honrar cada mes, si es una tarjeta de crédito o casa comercial. Sin embargo, ellos solo en época de elecciones se acuerdan de nosotros. Este diario con fecha sept/27/2021 señala dos titulares espeluznantes y escalofriantes: el primero se refiere a la creación de más partidos políticos y existen 40 solicitudes entre 2020 y 2021. El Estado les da dinero en época de elecciones, ellos no gastan un solo centavo. ¿En qué se benefician los ecuatorianos de una situación como esta? El dinero que recauda el Estado de nuestros impuestos se derrocha para beneficio de politiqueros. Y el segundo titular más espeluznante aún: que no habrá flujo de caja del fondo para seguros de invalidez, vejez y muerte para pagar a jubilados para fines de este año. Sin embargo, sí existe dinero para pagar a expresidentes y exvicepresidentes de la república su “pensión vitalicia”; a asambleístas y a sus asesores sueldos y beneficios mensuales. Y habrá dinero para la creación de más partidos políticos. Al famoso mandante, o sea nosotros, solo se lo llama para que los politiqueros se sigan beneficiando.

Roberto Flores