El juego del poder

  Cartas de lectores

El juego del poder

Si comete yerros, los infiltrados correístas en el gobierno harán de las suyas. Debe purgar a estos individuos

En el juego del poder, la teoría de la farsa es el principal elemento. Correa, comprobado, azuzó, pagó, dio instrucciones para que el país se incendie. Lasso, confiado, creyó en la buena fe de los opositores. La conmoción social es falsa. La causaron Conaie y los suyos. ¿La responsabilidad por los daños a quién corresponde? A quienes causaron la conmoción. Por ello Correa, desafiante y atrevido, con su culpa penal sobre los hombros comete un delito más: sedición. ¿Será procesado por ello? No. Está lejos, prófugo y nada será posible mientras no sea arrestado y traído al país. La única ventaja es que Lasso tendrá tres años de tranquilidad. Deberá ser más rápido, ejecutivo, desconfiado y con una enorme honradez. Si comete yerros, los infiltrados correístas en el gobierno harán de las suyas. Debe purgar a estos individuos.

Francisco Bayancela González