Cartas de lectores

Los ingenuos e ilusos

No estoy convencido de que ella actuó por iniciativa propia, si no que se trató de un entramado dirigido desde las más altas esferas del poder.

Estos dos calificativos, en términos generales, se les aplica a personas que creen todo lo que se les dice. Está por demás decir que esta es una característica no deseable para un dirigente político. Sin embargo, hemos visto, a causa del proceso Sobornos 2012-2016, que algunos no han tenido empacho en colocarse dentro del concepto de ingenuo o iluso, con tal de aparentar inocencia. Las declaraciones de los abogados de los acusados apuntan a que quien se enriqueció fue Pamela Martínez y, tal vez, su ayudante también.

No estoy convencido de que ella actuó por iniciativa propia, si no que se trató de un entramado dirigido desde las más altas esferas del poder.

José M. Jalil Haas