Cartas de lectores

Entrenamiento en el mar

El lunes 20 leí con asombro sobre un “rescate a rescatistas”. Tal parece que se trataba de una prueba de selección de personal salvavidas, acto que casi termina en tragedia.

A toda vista observo que no hubo planificación metódica en el asunto. El hecho de quedar cuatro nadadores rezagados y recién a las 22h00 darse cuenta de ello, demuestra escaso conocimiento sobre planificación en seguridad humana, y más en un medio tan peligroso como es el mar.

Además, dice la nota que les llevó todo el día y les “cogió la noche”… Increíble cómo se juega con la vida de personas que aspirando a una plaza de trabajo se someten a tan gran peligro.

Lo mínimo es que debían contar es con personas y equipos de control, tanto en el lugar de partida como en el de llegada, más embarcaciones acompañantes durante el recorrido. 

¿Pero no darse cuenta de que cuatro no llegaban? Y ya a las diez de la noche. No admito tal irresponsabilidad. A los pobres afectados, desfallecidos, los trasladaron a un centro de salud en un patrullero. Debía estar permanentemente una ambulancia con sus paramédicos.

En asuntos de seguridad no se improvisa nada, requiere de conocimientos y personas preparadas.

MSc Daniel Uyaguari