El dirigente deportivo, ¿nace o se hace?

  Cartas de lectores

El dirigente deportivo, ¿nace o se hace?

Carrera fue presidente del COE, desde donde luchó por la independencia del deporte en la política. Ambos tienen separada una tarja en el tempo de la posteridad.

Permanecí los mejores años de mi vida haciendo ciclismo y boxeo por Fedeguayas. Aquí conocí a varios dirigentes (mecenas), gente de la banca, el comercio y la industria. Ellos se convirtieron en líderes y luego se perdieron. Como abanderados estuvieron George Lewis Capwell (Emelec) y Miguel Salem Dibo (Barcelona). El sociólogo español José María Moya dice: “El primer problema a la hora de decir quién es un líder, es saber quién tiene la capacidad de influir en el comportamiento de los individuos y de los grupos para conseguir objetivos. Y en este proceso conductual de lograr metas, es importante el deporte de élite”. ¿Guayaquil tiene líderes de esta naturaleza, que arriesguen dinero, persona y tiempo buscando la motivación necesaria? Mirando el trabajo responsable en la formación de escuelas deportivas, flexibilidad, firmeza, optimismo, empatía, autoconfianza, el Ec. Danilo Carrera Drouet y el Dr. Roberto Gilbert Febres-Cordero son los elegidos. Carrera es creador de eventos de tenis para niños de escuelas. Gilbert instauró cursos de natación gratuitos para más de 7 mil párvulos de escasos recursos y trajo instructores extranjeros. Carrera mantiene firme al equipo ecuatoriano de Copa Davis, que hace poco eliminó a Japón y luego tuvo brillante actuación contra España. Gilbert realizó su torneo anual de tiro practico con más de 100 competidores de 7 países y hace poco recordó sus tiempos de fuerabordista. Carrera fue presidente del COE, desde donde luchó por la independencia del deporte en la política. Ambos tienen separada una tarja en el tempo de la posteridad.

José Emilio Ruiz Ortiz