Día de las Naciones Unidas

  Cartas de lectores

Día de las Naciones Unidas

La sociedad avanza en el tiempo, con un proceso evolutivo que acorde con el pensamiento permite proyectar un futuro de realizaciones positivas

La guerra es patrimonio de la humanidad desde tiempos prehistóricos. El hombre, individualmente tiene que disputarse la posesión de un cubil o procurarse el sustento diario. Posteriormente y de acuerdo con las leyes con otros hombres tan agresivos como él, nace el espíritu bélico y la guerra se convierte en “expresión de solidaridad profunda que sacrifica el interés y el instinto individual en provecho del colectivo”. La sociedad avanza en el tiempo, con un proceso evolutivo que acorde con el pensamiento permite proyectar un futuro de realizaciones positivas; el desarrollo de la ciencia, tecnología, explotación de recursos naturales en bien de la humanidad. Luego de la segunda hecatombe, ¡bendita sea la paz! El 24 de octubre de 1945, antes de concluir la II Guerra Mundial, en la conferencia de Yalta se creó la ONU, su Asamblea General y el Consejo de Seguridad, sus principales organismos. Su objetivo esencial era el mantenimiento de la paz. Su labor se ha desarrollado en lo cultural y social a través de la FAO, OIT, OMS, Unesco, etc. La ONU ha intervenido en numerosos conflictos bélicos (Palestina, Corea, Congo, etc.) y actuó de árbitro en infinidad de cuestiones, aunque sus posibilidades estuvieron limitadas por la política de bloques y el derecho de veto de las grandes potencias en el Consejo de Seguridad. De ahí que fuera incapaz de detener el rearme y distanciamiento entre Este y Oeste durante la Guerra fría y el foso creado entre primer y tercer mundo.

Lic. Iván Vaca Pozo