Cartas de lectores

Al trabajo... cuidando la vida

Es indispensable que nos preparemos para los nuevos tiempos que vamos a enfrentar. Algunos mencionan que “tenemos que reinventarnos”. En efecto tenemos que replantear esquemas que pueden darse en todas nuestras actividades, evitando, eso sí, no cambiar nuestra personalidad, si está dentro de los cánones de la convivencia.

Uno de los temas importantes es la conservación de la vida, la cual está íntimamente relacionada con la parte económica. Sustancialmente las dos se complementan desde lo personal a lo general. Lo general es lo que atañe a la económica del país.

En ese contexto nos preocupa el sector turístico, que debe reactivarse por ser una fuente generadora de entrada de dólares.

Ahora, por la pandemia, tenemos que enfocarnos en el turismo como causa mediata. La fuerte contracción monetaria que se da en el país por los despidos masivos resultó en el estancamiento en todas las actividades.

Días atrás leía que “el Gobierno no puede dar fondos al sector turístico”, pero nosotros, los jubilados, sí. Solo es cuestión de que IESS conceda préstamos quirografarios, aun teniendo un hipotecario vigente.

La salvedad de este préstamo es que debe destinarse para el turismo interno, presentado los recibos de pasajes, pensiones, hostales u hoteles, así como de las compras que efectuare.

De no utilizar el préstamo en turismo, será penalizado cobrándosele el 2 o 3 % mensual como castigo por no haber honrado su palabra.

Esta propuesta es de ganar-ganar. Gana el país porque se activa el turismo y por ende la economía.

César Antonio Jijón