Cartas de lectores

Cuidado de piscinas y riesgos de salud

Un nuevo caso de afección a la salud de una niña deportista. Asimismo, hace poco pasó algo muy grave con cuatro niños que entrenaban natación.

El mantenimiento de las piscinas es algo muy delicado y debe ser realizado por personas técnicamente entrenadas para realizar las diferentes acciones que ello requiere. Por razones de costos se encarga esas actividades a personal obrero, quienes por desconocimiento lo hacen basados en la “experiencia”, y ponen cloro, ácido, etc., a ojo de “buen obrero” y nadie supervisa las tareas.

En el mantenimiento de piscinas se utilizan productos peligrosos, que deben ser clasificados en función del volumen y condiciones químicas del agua. Todos los días debe hacerse el análisis químico mediante reactivos; una vez agregados al agua los productos requeridos, debe dejarse un mínimo de dos horas antes de que ingresen los bañistas.

Los productos de limpieza también tienen sustancias que afectan el agua de una piscina, pues el aseo de las áreas cercanas debe ser hecho con anticipación, nunca, cuando hay bañistas. El personal encargado debe tener equipo de protección: guantes largos para químicos, mascarilla, careta transparente, etc. Estas tareas requieren de conocimiento de cada producto, así como su forma de manipulación segura.

Daniel Uyaguari Zh.