Cartas de lectores

Costos de sedes diplomáticas

Estamos atravesando una grave crisis financiera, por lo que pregunto al Gobierno: ¿cuántas representaciones diplomáticas hemos cerrado?, ¿cuántas tenemos?, ¿cuál es el costo de mantener todo nuestro servicio de Relaciones Exteriores, y cuál es la ganancia o el retorno para el país? Sería bueno conocer cómo se mide la importancia o relevancia de una sede diplomática y conocer si ellas cumplen su cometido (y no me vengan con el cuento de que donde existe un ecuatoriano debe haber un representante del país). 

Además, tener presente que con la revolución industrial 4.0, muchas cosas se pueden hacer digitalmente sin necesidad de la presencia física de un individuo; hasta podrían implementarse método de entrevista digital entre una embajada y un usuario en otra ciudad, ya no siendo necesarios tantos consulados desperdigados por ciudades de países amigos (cuyos costos salen del erario nacional, o sea, de todos los ecuatorianos). 

Sería excelente que los diarios del país publicaran todas las representaciones diplomáticas que tenemos en el exterior, por ciudad-país, los gastos anuales que cada una representa, el número y nombre de las personas que las componen. A la final nos llegamos a enterar de que hemos cambiado de momias cocteleras a parientes cocteleros.

David Ricaurte Vélez