Cartas de lectores

Seamos proactivos y optimistas

"La verdad es que a la Tierra, nuestro único hogar, la calentamos irresponsablemente para tener más plata y como la naturaleza no sabe de negocios, se ‘desquita’, quemando o inundando lo que encuentra a su paso"

No importa lo que digan los técnicos ni los gobiernos, lo cierto es que se han muerto 1.000 millones de animales en Australia, que no saben que somos los racionales los que los matamos. Aparte del incendio, 10.000 camellos salvajes que por instinto iban a las ciudades en busca de agua, fueron acribillados para defender a sus habitantes. 

La verdad es que a la Tierra, nuestro único hogar, la calentamos irresponsablemente para tener más plata y como la naturaleza no sabe de negocios, se ‘desquita’, quemando o inundando lo que encuentra a su paso. 

Mientras en Australia las llamas elevan los termómetros a más de 40 grados, en infinidad de ciudades las aguas se llevan a su paso edificios, árboles, puentes, vehículos.. 

Y ciudadanos leen absortos que Estados Unidos no quiere firmar el Tratado de Kioto, y que se acusa a los gobiernos de Bolivia y Brasil de haber prendido intencionalmente los bosques para convertirlos en potreros, sustento de los animales. 

Y de esta forma el “juicio final” se acerca vertiginosamente a cobrar sus deudas a los desaprensivos dueños de las tierras, aquellos que no tendrán a quien quejarse.

Dr. Carlos Mosquera Benalcáza