Cartas de lectores

En actitud positiva ahora y siempre

Pongamos voluntad en activar ese cambio de mentalidad, que conlleva corregirse por amor...

Quizás tengamos que retornar al niño que todos llevamos dentro para poder disfrutar del espíritu de belleza, bien y verdad, transformándonos en comportamiento, tanto afectivo como efectivo. Todos los deseos que siembran positividad nos alientan a ese gozo de mansedumbre, de benevolencia, de bondad en suma. 

Pongamos voluntad en activar ese cambio de mentalidad, que conlleva corregirse por amor; propiciar otros deseos más adheridos a la ternura, de protección y consuelo hacia nuestro linaje. Conviene reafirmarse en el buen deseo de vivir. Ante la triste realidad que nos circunda, me emociona ver a los líderes de la ONU y de la Iglesia católica reunirse en el Vaticano para hacer una llamada mundial conjunta a la lucha contra el cambio climático, poniendo más confianza en el multilateralismo y menos indiferencia frente a la inmoralidad y la pobreza. 

Ojalá nos muevan los corazones, y en medio de tiempos tan turbulentos y difíciles, se impulse la unidad entre todos los moradores. Hay mucha soledad en el mundo y cuantioso sufrimiento, en parte causado por nuestras absurdas divisiones. Nunca es tarde para establecer vínculos reconciliadores, hacer familia, promover el entendimiento mutuo y combatir las cadenas del odio. Es cuestión de querer, de ponerse en acción, de comprender y de entendernos desde el respeto y la escucha al otro. Las actitudes siempre son más vitales que aquellas otras aptitudes o habilidades, por muy talentosas que sean.

Víctor Corcoba