Ocio

Ventino, listas para salvar el pop

La banda colombiana le apuesta a su talento e instinto para rescatar el género musical que aman.

Olga, Camila, Natalia, Makis y Juliana son las integrantes del quinteto bogotano.Gerardo Menoscal// EXPRESO

Estas cinco chicas de Bogotá, Colombia, saltaron a la fama por la magia que tiene el Internet: el poder de reproducir un archivo de manera instantánea a nivel mundial. La viralización fue la clave. Pero ellas no lo buscaban. No eran ni youtubers ni famosas, solo estaban ayudando en su tarea audiovisual a Juan Muñoz, su amigo y ahora mánager. Allí grabaron un popurrí de temas Disney y su vida cambió por completo.

Las veinteañeras dejaron carreras, proyectos individuales, a sus familias y amigos por consolidar la buena suerte que tuvieron y concretar el sueño musical que todas habían perseguido sin mucha convicción, hasta que el público se apoderó de su propuesta. Sus voces juntas son el sello distintivo de la banda.

Y en este casi lustro de vida firmaron con una disquera (Sony Music) que logró darles el empujón para sacar música original. Y tras un álbum completo y un EP regresan a Guayaquil para dejar claro que el pop es su género bandera.

¿Cómo pueden describir estos casi primeros cinco años?

Desde nuestro punto de vista, todo ha cambiado y todo nos ha tomado por sorpresa. Han sido cinco años de mucho aprendizaje. Ha sido un poco una montaña rusa.

¿Vale la pena ser una estrella pop?

Vale la pena luchar por tus sueños. Y si esto te lleva a ser una estrella pop, pues adelante. Siempre y cuando sea lo que te apasiona, que los propósitos sean sinceros y que sea por amor al arte, por tener una voz ante el público. Todo lo que tiene buenas intenciones consigue el éxito.

¿Cambiarían algo de sus inicios?

No cambiaríamos nada. Incluso las cosas malas nos han enseñado y nos han traído donde estamos. Realmente creemos que todo pasa, no por algo sino para algo, y cuando tomas suficiente tiempo y distancia, y logras ver el para qué de cada cosa, entiendes desde lo más pequeño a lo más grande. Solo hemos tenido aprendizaje. Estamos agradecidas con el proceso.

Aprendimos a confiar en nuestro instinto y si no estamos convencidas no lo hacemos.

Camila Esguerra, integrante de Ventino

¿Qué tipo de error pueden cometer?

Desde la canción que uno saca y al año ya no te gusta. Y tenemos varias que ya no nos parecen tan chéveres. O una foto en la que nos vestimos de colores que no usamos.

Pero lo tienen todo...

Sí, pero no confiábamos en nuestro instinto. Pero ahora ya sabemos cómo hacerlo. Un ejemplo es que estábamos haciendo unas fotos que nosotras decidimos que no salgan. Están guardadas en nuestros archivos secretos. Confiamos en el equipo, pero era una idea que no funcionó y nos veíamos disfrazadas. Igual no las tomamos con humor. Ahí aprendimos a confiar en el instinto y si no estamos convencidas no lo hacemos.

Esta fue la segunda visita de la agrupación a Guayaquil.Gerardo Menoscal//EXPRESO

¿Qué ha sido lo más complicado?

Aprender a decir que no, pero también saber cuándo decir sí. Lo más claro fue cuando cantamos el himno de Colombia en un partido para las eliminatorias del Mundial y todos nos decían que no lo hiciéramos. Que era demasiada presión, que grandes como Shakira o Carlos Vives habían fallado... Pero a nosotras nos fue increíble y desde ahí los medios en el país nos conocen.

¿Ustedes tienen como meta rescatar el pop que se perdió?

Sentimos que Ventino y algunos otros artistas lo estamos haciendo. Somos una nueva generación que ha visto cómo el pop se ha mantenido y ahora ha evolucionado un poquito. Somos fieles a este género porque crecimos escuchándolo y es lo que los fanáticos conectan. Lo nuestro es pa’ todos, pa’ todo el día y pa’ todos lados.

El quinteto posó se apoderó del centro de Guayaquil.Gerardo Menoscal//EXPRESO

El nuevo Ep

Ventino estrenó el EP titulado Otra noche. En él se incluyeron cuatro canciones que según sus representantes “reafirma que el pop es la columna vertebral de su carrera”. Las cinco fueron parte de la composición de los temas Prometo olvidarte, Estás, Otra noche y Soltar tu mano.

Ellas también han coqueteado con los sonidos urbanos, pero siempre como complemento a su esencia. Las canciones del EP están disponibles en todas las plataformas. En 2020 saldrá otro álbum con colaboraciones que ya están por definirse.

La unión, la clave

Los grupos suelen tener ciertos problemas por diversas posturas creativas. Ellas, aunque culpan a la suerte de que no los tengan, también admiten que se aman. Sus diferentes personalidades y gustos hacen rica la propuesta musical. “Ni nosotras sabemos cómo logramos nuestra unión. Todas estábamos por el amor al arte y un sueño en conjunto nos hizo tan buenas amigas y esa es la razón”, explicó July.

Sus proyectos personales son importantes para ellas, por eso llegaron al acuerdo de dejar en libertad estas inquietudes individuales. Tres de ellas estudian a distancia la universidad, Camila es poeta y promociona su libro; y Makis está por presentar su línea de repostería.