El peso del talento, la comedia no riñe con la acción

  Ocio

El peso del talento, la comedia no riñe con la acción

En esta cinta, Nicolas Cage se representa a sí mismo y reproduce, incluso, varios de las frases de algunas de sus películas más taquilleras.

El peso del talento
El peso del talento.Cortesía

El actor de Hollywood Nicolás Cage (supuesto personaje de ficción donde él se interpreta a sí mismo) lucha en dos segmentos de su vida. Debe pelear por su carrera, pues está siendo marginado y no lo llaman para intervenir en películas relevantes; una de ellas es en el próximo largometraje de Quentin Tarantino. Cage vive un constante fastidio, atormentado, pues ahora tiene la competencia de Nicky Cagey, actor más joven que él y ya muy popular.

Richard Fink (Neil Patrick Harris), su agente, le tiene un jugoso contrato: un millón de dólares para asistir como invitado a la fiesta que brindará Javi Gutiérrez (Pedro Pascal, 'The Mandalorian'), un playboy español y supermillonario que le pide viajar a Mallorca, donde se llevará a cabo el ágape.

Lo que no dice es que Javi es su fanático número uno. Esto genera nuevos encontrones con su mujer, Olivia Hensen (Sharon Horgan), y su hija, Addy Cage (Lily Sheen), a las cuales vio poco en su vida. También figura su ex: Olivia Cage (Demi Moore).

Doctor Strange

Doctor Strange en el multiverso de la locura: lleno de peligros y alucinaciones,

Leer más

Al llegar a la farra, se entera que Javi está mezclado con el tráfico de armas. Interviene la CIA a través de los agentes Vivian (Tiffany Haddish) y Martin (Ike Barinholtz), pues ellos suponen que la hija de un candidato a la presidencia de Cataluña está en esa casa, secuestrada. Javi, a su vez, quiere filmar su guion en película que estelarice Cage.

Refrescante, única, original, divertida, dramática, ingeniosa y repleta de acción es 'El peso del talento', filme que bien podría ser considerado la mejor comedia de los primeros meses de este 2022.

Además… ¿no creen que es llamativo observar a Cage interpretarse a sí mismo en un rol que guarda mucho de su carrera, pues los guionistas han tenido la prolijidad de incluir en sus diálogos frases y situaciones de sus películas más taquilleras? A esto le añaden momentos de comicidad para aliviar la tensión del drama policial. Así, abrazando lo absurdo, pero sin llegar a la parodia, Talento se convierte en un filme que vale la pena ver, pues también mira con sorna a esa utopía llamada Hollywood.

En el campo de las actuaciones triunfan Cage y Pascal, el primero porque muestra, con sapiencia, el saber burlarse de sí mismo y le sirve para demostrar que su Óscar por Adiós a Las Vegas (1995) no fue una casualidad y que, llegado el momento, en lo que a actuar se refiere, parece convertirse en el trapecista que da su triple salto mortal, pidiendo no pongan la red que puede protegerlo…

C’mon C'mon

C’mon C'mon... un retrato familiar que pone a pensar

Leer más

Se lanza al vacío sin la net de un papel fílmico más convencional, a sabiendas que saldrá ileso, pero dejando al público en ascuas, envuelto en aplausos.

Pascal le sigue a pie juntilla y valida su interesante carrera en el cine actual. Desperdiciada está la Hardish, ella da más. Patrick Harris saca ventaja y crea al agente adulón que en el fondo lo más que le interesa es la comisión que recibirá del contrato.

Agrada la presencia e imagen de la otrora famosa Demi Moore, una de las bellezas más impresionante del cine generacional de los años 80 y 90.

Haber adjuntado las supuestas actividades de la CIA, del cartel de drogas, actualizan las bromas de esta comedia bastante comercial.

  • Calificación: * * * *