Nicolás Asanza: "Quiero ser presidente de este país"

  Ocio

Nicolás Asanza: "Quiero ser presidente de este país"

El modelo ecuatoriano habla abiertamente de su experiencia en los concursos de belleza y en los programas reality del país. 

Nicolás Asanza
Nicolás quedó en el top ten del Mr. Supranational, el mayor concurso masculino a nivel mundial.Miguel Canales.

Es uno de los modelos más representativos del país, se lo ha visto en comerciales, programas reality como Combate y BLN y ha ganado varios certámenes de belleza masculina en el país. Actualmente Nicolás Asanza (29) ostenta el título Mister Ecuador USA 2019. El año pasado alcanzó en Tailandia el quinto lugar en Mister Model International y hace un mes participó en Mister Supranational en la ciudad polaca de Katowice (a dos horas de Varsovia). Quedó en la novena posición entre cuarenta postulantes. Era su primera vez en Europa pero no salió de Polonia debido a los ensayos que duraban alrededor de 12 horas diarias. Además de entrar al Top Ten regresó a Ecuador con la banda del Mister Supranational de las Américas. Todo suena bien, pero ante nuestro primer encuentro con Nicolás, surge la pregunta de cajón:

¿Hasta qué punto es rentable para un hombre, el mundo de las pasarelas, los comerciales y los torneos de belleza?

Sé aprovechar las cosas, en el Mister Supranational no todos los días se tiene la oportunidad de estar rodeado de personas de 40 países y aprender de ellas. Convives tanto tiempo que al final terminan siendo tus hermanos, pues te abren las puertas de sus casas. Viajar me encanta y para mí eso es más que un premio.

Yo hablo en el sentido de inversión y rentabilidad, que un mister me diga, después del concurso, me llamaron de tal empresa o casa comercial para que sea imagen de su marca. Mi pregunta va dirigida a si lo ve como una vitrina o lo toma como una pasión o pasatiempo...

Llevo más de 10 años en estas cosas y sé cómo funcionan. La gente piensa que un famoso por serlo estará en muchas publicidades, pero no siempre es así. Para mí tienen un impacto más local, en el momento que vuelves a tu país, se dan cuenta de tus capacidades y cambia la perspectiva. Cuando además de ser modelo, tienes imagen, sabes idiomas, dirigirte al público, te comportas bien, manejas el protocolo para estar en cualquier evento. No digo que me cambió la vida, yo sigo trabajando, me llaman marcas y puede ser por el último concurso o por mi trayectoria.

Recuerdo que hace un tiempo hice un artículo sobre los concursos de belleza en Ecuador y los empresarios apuestan por los femeninos al ser más comerciales al financiar su producción fácilmente con auspiciantes. ¿Qué pasa con los masculinos, por qué no despuntan?

Hay una simple razón, y es que nunca hubo un mister en Ecuador. No sé cuánto tiempo está patentado o lleva organizándose que lastimosamente no ha llevado a nada porque ha sido gente que quiso adueñarse del nombre.

¿Y ahora qué cambió?

El empresario Jaime Solano quiere tomar la batuta en estos eventos, es alguien que invierte en los concursos y luego trata de darles una proyección y una plataforma para quienes ganan estos certámenes. En 2019 fue la primera vez que se mandó a ecuatorianos a torneos internacionales y estoy seguro que el Mister Ecuador 2020 tendrá más posibilidades que yo, porque hay más interés al ver a los chicos en diversas partes del mundo como Polonia, India, Filipinas y Myanmar.

¿Entonces ahora el concurso sí está en buenas manos?

Sí, porque estuvo en las manos equivocadas, pero no los culpo. Antes no había los recursos, el ganador muchas veces tenía que cubrir sus gastos. Jaime es una persona que vive en Estados Unidos y cuenta con el dinero para dedicarse a estos eventos y así darles el realce que se necesita. Mientras más acogida tengan estos concursos, más marcas y líneas para hombres querrán entrar. Este año el certamen Mister Ecuador Worldwide se lo hará en Cuenca y tendrá gran relevancia porque hay el capital para sacarlo adelante. 

Nicolás Asanza
Nicolás comparte su profesión de modelo con la de ingeniero industrial y relojero.Miguel Canales León

¿Qué tal su paso por el reality BLN (Canal Uno)?

Entré con la consigna de que en algún momento tenía que irme. Me ofrecieron ingresar y quería que me conocieran en ese programa, no le cierro la puerta a nada. Lo mío siempre fue competir y sabía que en ese tiempo había otros retos como bailar, igual decidí hacerlo para que supieran que contaban conmigo si tenían otro tipo de proyecto. Me encantó conocer a los chicos porque siempre hubo este tabú de pelea entre Combate (RTS) Y BLN (Canal Uno). Lamentablemente nos inculcaron un rechazo a la gente del otro lado que yo sabía que no existía.

¿Y qué les dice a aquellas personas que hablan del casting horizontal que supuestamente existe en estos programas?

No conocen ni tienen idea de lo que pasa dentro de estos espacios, es el típico comentario de la gente que nunca estuvo pero tiene la certeza de que el programa es malo.

¿Pero si hubo gente que estuvo dentro y lo dice, le da el crédito?

El día que se hable con pruebas y que tengan sustento, te diré que tenían razón. Lo que sí creo es que hay favoritismo y sí trataba de cierta forma la gente de producción a quienes salían del canal en otros horarios pero no por eso se puede decir que hubo casting horizontal. No me consta nada y al final, quien se queda es gracias a su rendimiento, no por la ‘audición’ que hizo.

¿Puede decir con certeza que usted sí vive del modelaje?

Es uno de mis mayores ingresos, pero también trabajo para una constructora a la que ayudo a manejar proyectos. Conocí casualmente a quien me empleó en un concurso, por eso te digo que te abre puertas. Otro de los rubros que obtengo es gracias a la relojería, pues soy relojero y coleccionista, compro los antiguos, los restauro y los vendo. Viajo a Estados Unidos y es un negocio muy rentable, mucha gente no lo sabe.

Siempre trato de tomar decisiones pensando qué puede pasar después. Todo trae consecuencias. Soy más cerebral que sentimental