Ocio

Mary Plaza: “Las carteras permiten expresar quiénes somos”

De manera divertida y práctica, impone las ‘midi bags’ personalizadas, con las redes sociales como aliadas.

Mary Plaza
La idea surge de la necesidad de ofrecer un producto que ella misma querría comprar.Cortesía La máquina fotográfica (IG: @lamaquina.ec.

Durante 14 años, Mary Plaza se dedicó a ser gerenta de compras de una empresa, donde sus días eran un constante trabajo con proveedores. Hasta que un día decidió que había llegado el momento de hacer un cambio radical. Y a finales de 2019 comenzó a pensar en tener su propio negocio. Es así que con una inversión inicial de sus ahorros comenzó a darle forma a lo que hoy es Patch it.

Quería tener un producto que sea algo que yo misma quisiera comprar si lo viera en otra persona”, recuerda. Y entre lluvia de ideas decidió emprender en los ‘midi bags’, esos bolsos de tamaño mediano y con detalles personalizados. “Me encanta todo lo que tiene que ver con la moda y creo que las carteras son una expresión de la personalidad de quien las tiene”, sostiene.

Mary Plaza
La crisis generada por la pandemia retrasó pero no detuvo sus deseos de sacar adelante su marca.Cortesía La máquina fotográfica (IG: @lamaquina.ec).

La particularidad de estos diseños es que aportan funcionalidad y ahí se refleja la esencia de Mary en la marca. “Soy un poco temática y me gusta tener todo organizado y ordenado. Así que con estos bolsitos, además de organizarse, uno se permite expresar quién es, qué le gusta o qué usa de una manera chévere y práctica”.

Sin embargo, iniciando el 2020, llegó el confinamiento por la COVID-19 y el camino se complicó. “Estuvo difícil con la pandemia. Mis productos debieron haberse producido meses antes y eso tuvo como consecuencia lanzar mi marca después de lo previsto”, explica.

Pero durante ese proceso largo, su experticia en compras la ayudó a asentar los pilares de su marca y a trazar su rumbo. “Estuve involucrada en la creación del producto con mis proveedores desde cero. Me encargué de escoger el diseño, materiales, colores, entre otros detalles. Tuve que probar muestras, calidad y viabilidad del producto, lo cual llevó algunos meses porque quienes me proveen son extranjeros. Luego, localmente, me tocó buscar mano de obra para el trabajo final del pegado de las letras y otra empresa para el empaque del producto”.

Piqueos de Tily

La historia de una guayaca que decidió 'vencer' al coronavirus con emprendimiento

Leer más

Fue así que hace tres meses lanzó el emprendimiento a través del Instagram, donde muestra diseños de bolsitos que son tendencia pura: con transparencias y algunos con detalles holográficos, en los que el protagónico está en las letras que van a gusto de las clientas.

  • Instagram lo facilita todo

Esta no es la primera vez que se pone en el rol de emprendedora. “Hace 15 años tuvimos con unas amigas un emprendimiento, Galleta Coqueta. Abrimos 2 islas en centros comerciales distintos, pero no teníamos mucha experiencia en manejar un negocio, así que lo terminamos cerrando”.

Ahora que se ha lanzado sola, para su sorpresa, ha recibido una aceptación inmediata. Reconoce que el boom de las redes sociales ha sido un aliado. “Por el momento Instagram es mi única plataforma de ventas. Creo que abarca un mercado muy amplio y eso es bueno. He tenido la suerte de llegar a clientes de otras ciudades del país, lo cual me ha permitido tener una relación más personalizada con ellos. Creo que la parte digital aporta mucho a eso”, acota.

Dennys Godoy

Dennys Godoy: “El amor es como el maquillaje, hay que escogerlo bien”

Leer más

A través de esta red no solo ha hecho conocer sus diseños a través de sus posts e historias, también se ayuda con más mujeres que tienen sus propios emprendimientos y llevan consigo su Patch it. La profesora de yoga Laura Schinca y la modelo Ana María Weir han sido algunas de las que se identifican con sus bolsos.

  • Mujer de detalles

El sector de la moda no escapa a la crisis que viven otros rubros tras la pandemia, sin embargo, Mary demuestra ser una mujer constante para que su emprendimiento fluya. “Creo que los detalles cuentan, soy muy detallista y eso se ve reflejado en el empaque. Con paciencia, y aunque demore su producción, es importante tomarse el tiempo para sacar un buen producto”. Es que como toda emprendedora, ella está involucrada en todos los procesos; desde la supervisión de producción, contenido digital, el trato con el cliente, con los proveedores, y hasta su entrega.

Mi familia siempre ha sido un apoyo y me dan su feedback en todo momento”, comenta y, sin duda, la opinión de sus más allegados facilita el desarrollo de su marca. Ahora se encuentra trabajando en lo nuevo de Patch it en pro de que siga apostando por los emprendedores locales. Quien no arriesga no gana y Mary ya arriesgó.

(Fotos: Cortesía La máquina fotográfica (IG: @lamaquina.ec). Maquillaje: Jennifer Huacón. Peluquería: Jenny Plúas (IG@: jennypluas_hairstylist).