Ocio

'El ganador que se lo lleva todo', cumple 40 años

El tema de 1980 no solo se constituyó en uno de los mayores hits de ABBA, también reflejaba el estado emocional del grupo que derivó en su disolución.

tumblr_nxu0f2hM4p1u6usvko1_1280
ABBA fue el mayor producto de exportación de Suecia, después del Volvo.Instagram

Benny Anderson, Björn Ulvaeus, Agnetha Falkstkog y Frida Lyngstad saborearon el éxito desde que en 1974 se dieran a conocer mundialmente con el tema Waterloo, ganador del festival de Eurovisión. Luego de ese logro, reinarían por el resto de la década en el pop, con temas como Mamma mía!, Fernando, Dancing Queen, Honey honey, Knowing me, knowing you, Chiquitita, entre otros. Sus giras eran colosales. Un séquito acompañaba al cuarteto: peinadores, vestuaristas y técnicos, camarógrafos, chefs y niñeras. Recordemos que sus cuatro componentes compartían algo más que viajes y sesiones de estudios. Había dos matrimonios, el de Bjorn y Agnetha y el de Frida y Benny. Tras varios discos posicionados en los primeros lugares e idolatrados en EuropaABBA decide conquistar Estados Unidos. Solo consiguieron un número uno con Dancing Queen, en 1976. Tres años después, publicaron una nueva placa, Voulez-vous, la respuesta europea a la música disco no pasó de un hit menor. Este hecho coincidió con el anuncio de la ruptura sentimental de Björn y Agnetha, lo que repercutió en las relaciones entre los miembros de ABBA y motivó el inicio de su adiós.

Agnetha_005839_1980
La envolvente voz de Agnetha sobresale en el tema. Ella ha sido la más renuente a un reencuentro.Instagram

En 1980, la otra pareja (Frida y Benny) también se divorció y esta vez la situación no se sostuvo como para mantenerse en pie. Se separarían dos años después no sin antes publicar Super Trouper. Aquí sobresale The winner takes it all, uno de sus mejores trabajos. La exquisita voz de Agnetha con una letra que habla de desamor y de tristeza tras la ruptura de una pareja reflejaba realmente el estado emocional del cuarteto. "Yo no quiero hablar acerca de las cosas que hemos pasado/ a pesar de que me está haciendo daño/ ahora es la historia... Nada más que decir/ no quedan más ases para jugar /el ganador se lo lleva todo/ el perdedor se ha derrumbado/ ante la victoria/ ese es su destino¨. Se dice que Björn compuso la letra en menos de dos horas, siendo la canción que más rápido se hizo de ABBA. Fue grabada el 6 de junio de 1980. The winner takes it all marcó el regreso de los ídolos suecos a la cima de las listas inglesas, obteniendo su octavo número uno en ese país, y el primero desde 1978. El sencillo también entró en el top ten de otros 18 países en el mundo. Se convirtió en uno de los singles más vendidos de abba que ha sido interpretado por muchos solistas y en otros idiomas. Forma parte del musical Mamma mia!, basado en las canciones de ABBA.